Justicia y política

- 25 de octubre de 2020 - 00:00
esquire.com

El espectador desde el inicio es anoticiado que hay un oscuro poder que pretende dar una lección a los jóvenes con conciencia política.

“Este es un juicio político” afirma uno de los acusados de un proceso judicial en el que él y unos activistas norteamericanos son implicados. Tal proceso se dio hacia 1969, luego que a estos se les incriminó por incitar una movilización violenta cuando se desarrollaba una convención del Partido Demócrata en 1968. El juicio duró dos años y, aunque la justicia se volcó contra cinco de los acusados, luego se probó que hubo abuso del juez.

Lo anterior es también el argumento de El juicio de los 7 de Chicago (2020) de Aaron Sorkin, disponible en Netflix. Es un filme que denuncia cómo el poder gubernamental influye en las decisiones de la justicia en un país en el que se cree que cada función es independiente. Su trama, muy bien estructurada, permite al espectador hacerse una idea de la naturaleza del juicio y del carácter de los personajes: aunque les une la protesta por el envío de tropas a Vietnam y el clamor por el cese de la intervención estadounidense, pese a sus diferencias ideológicas, sí tienen la claridad necesaria para enfrentar al poder, a sabiendas que el juicio disimula intereses y a un sector social que vive en una burbuja de bienestar.

Así, El juicio de los 7 de Chicago muestra cómo la justicia se parcializa, denigra a las personas juzgadas, promueve la mentira y la ocultación: se sabe en realidad que la policía contribuyó a la violencia, organizando el escenario por el cual los activistas fueron acusados. El espectador desde el inicio es anoticiado que hay un oscuro poder que pretende dar una lección a los jóvenes con conciencia política. Cuando vemos que incluso un afroamericano se le niega el acceso a un abogado, además que es torturado con autorización de juez, nos damos cuenta de que las cartas fueron echadas y que el destino de los acusados no tendrá una resolución digna. Por ello, cuando uno de los jóvenes postula que lo que viven es un juicio político, está aludiendo a que se les juzga por sus ideas, por una causa justa, por la misma vida que los acusados defienden.

Si bien El juicio de los 7 de Chicago trata de un vergonzoso hecho histórico, su temática sigue siendo actual: aunque todo reclamo social pueda ser fuente de amenaza, cómo se le quiera hacer aparecer ante la opinión pública por parte del poder político, es lo que nos debe llamar la atención. El filme de Sorkin alerta a pensar que el mal es una construcción de tal poder; su intención es política. (O)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP