"Dinámicas Urbanas", las artes como testimonio de cambio

- 05 de enero de 2019 - 00:00
Los Constructores de la ciudad (albañiles) aparecen junto a la Morfo Lógica Quiteña en que se unen los elementos de la naturaleza con los de los ciudadanos. Los paisajes aparecen habitados y la obra visual de Luigi Stornaiolo sirve para reflexionar sobre la expansión urbana, al igual que las fotografías de Miguel Alvear, Misha Vallejo o el fotomontaje anti-utópico de Judy Bustamante.

La muestra está abierta en el Centro Cultural Metropolitano hasta abril e incluye recorridos por la ciudad, además de conferencias. Contiene la obra de 17 artistas, que van de la pintura al grafiti.

“La masa urbana, voraz, no se detiene ni frente a las empinadas cumbres del Pichincha...”. Esa frase, que parece una constatación actual frente a las edificaciones de la capital, es parte de la descripción del fotomontaje Paisaje, que realizó Judy Bustamante durante la crisis de 1999. 

La imagen muestra una cumbre con antenas, como se puede ver desde el hipercentro, en el occidente, si uno se sitúa, digamos, junto al Estadio Olímpico Atahualpa. Pero la pendiente está poblada, es un mosaico de construcciones, una “atmósfera de anti-utopía” imaginada a mediados de los años noventa. 

La exposición Dinámicas Urbanas acoge esta visión en que se funde lo urbano con lo artístico, en que se explora la relación entre artes visuales y la expansión casi incontenible, en el Centro Cultural Metropolitano de Quito (Met).

La curadora Mónica Vorbeck recuerda que lo expuesto abarca el periodo 1978-2018, a propósito de la declaración de patrimonio que derivó en algunas actividades el año pasado.

Pero el enfoque de la muestra —abierta en el Met, en pleno Centro Histórico— se distancia de la “concepción convencional de patrimonio”, aquella que pone a la arquitectura colonial y lo arqueológico como articulador de la urbe y sus habitantes.

“El patrimonio somos las personas”, insiste Vorbeck, “no se trata solo de lo monumental sino de lo intangible, y eso está en movimiento”.

El fotomontaje de Bustamante, en la primera sala, sirve como una proyección que ha ido hasta las alturas. Pero en Dinámicas... también está contenido el sur de la ciudad (segunda sala) y la memoria de los pueblos originarios, que está viva en los relatos de sus pobladores (tercera sala).

49 comunas del Distrito Metropolitano aparecen en un mapa y quienes ejercen oficios diversos, como la restauración de imágenes religiosas y curanderas, y se exhibe el testimonio de Freddy Simbaña Pillajo sobre la tradicional Yumbada, cuyos personajes son visibles.

Otra imagen en que el entorno se envuelve con estructuras y personas es el óleo sobre tela titulado Espectáculos energumenescos de gente ebria en la noche plenilunada, de Luigi Stornaiolo. Un testimonio creado entre 1993 y 1995, de estilo postmoderno, en que conviven la ironía y el drama, lo bohemio, desenfrenado y convulso.

San Roque y la vulnerabilidad de quienes viven en ese barrio está representado con relatos de sus mujeres. Y se incluyen las fotografías que se presentaron luego de una convocatoria. Tomando el bus (De la Serie Postales), de Misha Vallejo, es producto de escenas cotidianas congeladas con un teléfono celular.

También del transporte público se tomaron las frases que dieron lugar a las escenas de Tedeseoeldoble y Me voy pero volveré (ambas de 2003) del artista Miguel Alvear, quien unió a célebres intérpretes de la tecnocumbia y choferes desconocidos para realizar el calendario de la Cooperativa de transportes Marco Polo.

Otro aspecto revelador de estas obras es que cuando debieron conformar la muestra Divas de la Tecnocumbia en  Museo de la ciudad, fueron censuradas. “Tenemos una ciudad fraccionada, inabarcable que no ha cambiado su imaginario colectivo de pueblo chico a ciudad metropolitana”, dice Vorbeck.

Dinámicas Urbanas estará  abierta hasta el 14 de abril y comprende actividades que se anunciarán estos días. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: