El cine ecuatoriano diversifica su mercado

- 01 de marzo de 2019 - 00:00

Este año Agujero Negro, de Diego Araujo, se vendió a la televisión China; mientras que La mala noche, de Gabriela Calvache, a Japón y EE.UU.

Durante 2018 hubo más películas ecuatorianas en festivales internacionales que en las salas de cine comercial.

Según datos del Instituto Ecuatoriano de Cine y Creación Audiovisual (ICCA), el año pasado 66 propuestas locales viajaron a Festivales de América Latina, Estados Unidos y Europa, mientras que en salas locales se estrenaron 19 filmes.       

Más allá de la cantidad de audiencia que tienen las producciones ecuatorianas en las salas, el mercado en el que se mueve todo el cine independiente y de autor, que está por fuera de Hollywood, tiene una forma de distribución que traspasa el anhelado estreno comercial.

Este año la cineasta ambateña Gabriela Calvache estrenará en el South by Southwest su filme La mala noche.

Este festival es considerado triple A en su tipo, como los de Berlín o Venecia.

Los parámetros de recorrido, programación y reconocimiento mundial que tienen encuentros como este “garantizan que las películas que entren tengan un cierto nivel de calidad”, dice Calvache. La calidad implica que tengan buen nivel de producción y un nicho de público que acepte esta película.

“Esto la valida en la industria, se vuelve atractiva para compradores y tiene  posibilidades de llegar al público. Si empiezas a sumar los públicos no sientes que una película ecuatoriana sea un fracaso, sino que, de hecho, puede ser un éxito de exportación”, agrega.

El filme que prevé estrenarse en septiembre en salas de Ecuador se vendió a un distribuidor en salas de cine de Japón y Estados Unidos.

En 2014, Feriado, el primer largometraje del cineasta quiteño Diego Araujo, empezó su recorrido por festivales en el prestigioso encuentro de cine la Berlinale. Estuvo en competencia en la categoría Generación. Luego de eso estuvo en 70 festivales y se vendió en 22 territorios.

Con su segundo filme, Agujero Negro todo ha funcionado de otra forma. Su estreno fue en 2018, en el Bafici, el Festival de Cine Independiente en Buenos Aires.

Después de eso ha estado en al menos 10 festivales, entre ellos el Festival Chicago Latino y otros en Nueva York, Montreal e India.

Esta película tiene como agente de ventas a la empresa alemana M-appeal.

Ellos envían la película a festivales y se encargan de la venta. De esta forma lograron venderla a la televisión China.

Según Araujo, “las ventas en el cine son cada vez más difíciles, pues no todos los festivales tienen mercados, pero los canales de distribución son cada vez más amplios por plataformas como Amazon Prime”.

Además de la distribución que ha logrado Agujero Negro en la televisión China, también propusieron su venta a Netflix. Como ha pasado con otras películas ecuatorianas, la respuesta del portal streaming ha sido negativa, pues consideran que “el mercado ecuatoriano es muy pequeño y no lo ven como algo regional”, dijo Araujo.  

Como estrategia de distribución el filme de Araujo, ahora preseleccionado para los Premios Platino, se puede alquilar en internet por 48 horas a un costo de $ 2,99.

La película Alba, de Ana Cristina Barragán, se estrenó en 2016 en el Festival Internacional de Cine de Rotterdam, en Países Bajos.

Allí ganó el Lions Film Award a la excelencia y calidad artística.

Luego de este estreno viajó a festivales y se proyectó en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el MoMA.

Tras su paso por salas locales fue la representante de Ecuador en los Premios Óscar. Con su recorrido logró ventas en Francia, México, Brasil, Italia y Alemania.

“Nos fue bien en la distribución. Y el hecho de que la película se estrene en festivales fue clave, fue la manera de promocionarla, que la vea mucha gente”, dice Barragán.

El filme tiene un agente de ventas colombiano y ahora está en la famosa plataforma de cine independiente Mubi, y en plataformas como Amazon Prime e iTunes.

“Intentamos venderla en Netflix pero no se concretó el trato”, dijo Barragán.

El documental del boxeador que creó su semillero en una de las zonas más pobres de Guayaquil, Siguiente Round, fue elegido entre la delegación oficial de Ecuador para el Micsur (Bogotá, 2016) y Ventana Sur en Buenos Aires, dos mercados importantes para la región. 

De acuerdo con su director, Ernesto Yturralde, los derechos de la película internacionalmente fueron vendidos a Tsunun, empresa distribuidora radicada en Miami, dirigida por Valeria Nardeccia.  

Yturralde piensa que estas ventanas no compiten o significan una preferencia de estreno para las producciones locales.

“Son ventas diferentes. En Ecuador se estrenó en 17 salas de cine comercial”. (I)   

Distribución

Mercados 

La mayoría de festivales internacionales no tienen mercados de distribución. Sin embargo, encuentros internacionales como la Berlinale tienen una de las mayores ventanas de distribución de Europa.    

89 Propuestas de largometraje hay en producción en los últimos dos años. 33 filmes se estrenaron.

Nuevas plataformas 

La posibilidad de exhibir un filme en plataformas streaming es cada vez más amplia. Películas como Alba o Mejor no hablar de ciertas cosas, de Javier Andrade, están en Amazon Prime.      

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: