Misterio del asesinato de Sucre dio paso al thriller: Caupolicán Ovalles

21 de noviembre de 2019 17:13

El cineasta venezolano Caupolicán Ovalles afirmó este jueves 21 de noviembre de 2019 en Quito que el misterio que rodea el magnicidio en 1830 del Mariscal de Ayacucho dio paso al género escogido para la estructura narrativa de su más reciente filme “Muerte en Berruecos, quién mató a Sucre”, en este caso el thriller.

“El thriller policiaco de época funcionó para contar el asesinato de Sucre, el primer magnicidio conocido en Hispanoamérica”, dijo en la función especial para la prensa que tuvo lugar en el Centro Comercial Iñaquito (CCI). También viajó a la capital ecuatoriana su productora Beatriz Aranguren.

La cinta se estrenará el viernes 29 de noviembre de 2019 en este país suramericano, a donde llega con varios premios internacionales.  El protagonista, el mayor Alejandro Godoy, es interpretado por el actor venezolano Luis Gerónimo Abreu, quien asumió el papel de Simón Bolívar en la serie transmitida por Netflix.

Ovalles precisó que este es un largometraje de ficción, que tiene un alto porcentaje de realidad. “Todos los personajes existieron, solo que creamos unos puntos de unión para que la estructura narrativa cinematográfica tuviera sentido”, acotó.

Dijo que en torno al mayor Godoy, fiscal que investiga el crimen, se recrea la historia personal sobre la base de cómo pudieron haber sido sus vínculos familiares durante el proceso del juicio, que tuvo lugar en Bogotá durante dos largos años.

Incluso, señaló, todas las personas involucradas en el asesinato de Sucre posteriormente murieron “de una manera muy extraña”, aunque en un período más largo de tiempo.

Anotó que casi todo el relato ocurrió en la realidad e incluso se conservan los nombres de los personajes reales. “Hace dos semanas, en el Festival de Pasto, cercano a Berruecos,  encontramos a un tataranieto de (José) Erazo y se tomó una foto con nosotros”, relató.

Erazo fue un campesino que organizó la emboscada contra Sucre por orden del General  José María Obando, a quien se atribuye una participación decisiva en la conspiración para matar a uno de los hombres fieles de Bolívar.

El productor ejecutivo Gonzalo Ponce reconoció el aporte del filme al conocimiento sobre este personaje histórico, cuyos restos descansan en la Catedral Metropolitana de Quito desde 1900.

“Sin pretender ser un documental educativo, es un producto de ficción para procesos didáctico”, anotó al señalar que unos 300 profesores de Historia, organizados por la Universidad Católica, se refirieron en tal sentido a este filme.

La venezolana Aranguren señaló que las películas de época siempre son un reto porque debe reflejar un momento de la historia, sin embargo, en este caso se convirtió en un desafío el tema de las locaciones.

El filme es una coproducción entre productoras de Venezuela, Ecuador, Panamá y EE.UU. Son 100 minutos de duración donde el espectador va descubriendo quiénes mataron al político venezolano de 35 años de edad,  nacido en Cumaná en 1795 y quien se convirtió en héroe de lo que fue posteriormente Ecuador.  (I) 

Foto: Cortesía
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado