Artistas y gestores culturales piden destitución de Melvin Hoyos

- 26 de marzo de 2020 - 21:01
Melvin Hoyos en la última entrevista que le dio a EL TELEGRAFO
Miguel Castro

Es director de Cultura y Promoción Cívica desde 1992, año en el que fue designado por León Febres-Cordero

Melvin Hoyos, quien ocupa el cargo de director de Cultura, desde 1992, hizo público un comentario que ha sido considerado xenófobo y clasista por artistas, gestores culturales y académicos, en cuanto a la situación de riesgo que vive Guayaquil, por tener el índice más alto de contagios de covid-19 a escala nacional.

En la página de Facebook del Museo Municipal, institución que forma parte de la Dirección de Cultura, se publicó un comentario atribuido a Hoyos, a pesar de las faltas ortográficas del contenido, como muchas de las publicaciones del sitio de esta dependencia.

“Desde hace muchísimos años fue a Guayas donde vino a parar la gente más ignorante y primitiva del país”, decía la publicación, que incluía comentarios de respaldo que negaban su carga xenofóbica, y que finalmente fue borrada de la página.

Un día después, el equipo de comunicación de la Alcaldía de Guayaquil manifestó que los comentarios de Hoyos, quien también es miembro de la Academia Nacional de Historia, fueron a título personal y no municipal.

En una entrevista con diario Expreso, el funcionario dijo que su comentario, publicado en la página del Museo Municipal, lo hizo en un chat privado y que fue sacado de contexto. "Estaba ejerciendo mi libertad de expresión. Además no he dicho nada fuera de lugar", señaló el director.

A partir de esta publicación, un grupo de trabajadores culturales hizo una petición en Change.org dirigido a la alcaldesa Cinthya Viteri para que el funcionario sea destituido de su cargo. Hoyos fue nombrado por el exalcalde León Febres-Cordero y ratificado por sus dos sucesores.

La Asociación Escuela Historia también hizo público un comunicado de rechazo a las opiniones del funcionario. 

Para la historiadora de arte Ana Rosa Valdez: “Justamente por la emergencia que padecemos, es preciso remover autoridades que no contribuyen a fomentar la solidaridad, el cuidado mutuo, los intereses comunes, no individualistas, que requerimos para afrontar esta tragedia. Su estrechísima perspectiva de la guayaquileñidad es tóxica para una ciudad cosmopolita, históricamente enriquecida por sus inmigrantes nacionales y extranjeros”.

Agrega que Melvin Hoyos debe ser destituido de su cargo como director de cultura del Municipio de Guayaquil. “Su visión xenófoba, clasista, racista y regionalista de la cultura agrava la crisis que vivimos actualmente”.

No es la primera vez que Hoyos ocupa la plataforma del Museo Municipal para emitir comentarios que han sido cuestionados en diversos contextos.

“Él tiene a veces unas visiones que creo que nadie más del mundo cultural comparte”, dijo la gestora Pilar Estrada, historiadora de arte que ocupó el cargo de directora del Museo Municipal, en 2009.

En 2011, Hoyos publicó un editorial en la página de Facebook del Museo Municipal titulada “Pornografía barata disfrazada de arte imposibilitada de participar en el Salón de Julio”.

Lo hizo a propósito de que las bases del Salón de Julio agregaban en 2010 una exclusión a obras de arte con “temas sexualmente explícitos”.

“La pornografía barata no puede, ni debe seguir siendo aceptada como un ingrediente indispensable para la creación de una obra de arte contemporánea”, decía Hoyos en ese momento. La medida fue cuestionada como una forma de atentar contra la libertad de expresión de los artistas.

La artista Diana Gardeneira, ganadora de la última edición del Salón de Julio, compartió con este diario una entrevista que le realizó al Director de Cultura en 2016, como parte de una investigación llamada "Análisis de la presencia de mujeres en los monumentos de Guayaquil".

Acompañada de Ana Cristina Vásquez, confundadora del colectivo La Gallina Malcriada y en ese entonces también estudiante de artes, interrogan a Hoyos sobre la ausencia femenina en la estatuaria pública de la ciudad a propósito de su libro Plazas, Estatuas y Monumentos (2009).

“Si tú lees la historia y chequeas de qué manera vivían las mujeres, ninguna se sentía oprimida”, dice Hoyos.

Entre los ejemplos que cita el historiador está Manuela Sáenz, quien asegura que no tiene ninguna escultura porque fue “moralmente cuestionada" en su época.

De acuerdo al historiador Ángel Emilio Hidalgo, al decir esto, Hoyos no está operando como historiador. Habla desde la chismografía, no desde la historia como disciplina. “Lo relevante debe ser las historias humanas que son importantes para la colectividad”.

Al hablar del exilio de Rocafuerte para Sáenz, Hoyos se refiere a un registro epistolar en el que el expresidente argumenta que “las mujeres son las que más fomentan el espíritu de anarquía en estos países”.

Para Hidalgo, más que cuestionarla moralmente, Rocafuerte consideraba a Sáenz como una persona de mucho carisma que podría convertirse en un poder subversivo, a sabiendas de que vengaría la muerte de su hermano José María Sáenz, luego de que traicionara bases populares chihuahuas.

“Melvin Hoyos dice que con sus expresiones él ha defendido a los guayaquileños. Pero en realidad, los guayaquileños no necesitamos que él nos 'defienda' porque no les hacemos caso a esos sinsentidos del regionalismo y la división entre los ecuatorianos. En la vida real, costeños y serranos coincidimos, convivimos, trabajamos, nos amamos y hasta formamos familias desde hace mucho tiempo bajo un solo cielo que es el del Ecuador”, agrega Hidalgo.

La crítica e historiadora de arte urbano Maria Fernanda López considera cuestionables los comentarios de Hoyos. Cuenta que tuvo un episodio desagradable con el director luego de presentarle una propuesta para un programa municipal, del cual la sacó a empujones de su oficina.

Para López, “una cosa son acciones que afecten a mi singularidad, pero lo que ha hecho ahora es generar un ambiente de regionalismo, de clasismo de una burguesía insospechada en una plataforma pública, pero es solo el reflejo de lo que hace”.


Gardeneira considera lamentable que haya utilizado la plataforma del Museo Municipal para comunicar un mensaje lleno de odio. "Es un claro abuso de poder, al publicar su opinión personal acerca de un tema que no es cultural. En momentos de crisis mundial, las plataformas oficiales deberían utilizarse para buscar formas de apoyar al arte, a los artistas y al medio que está sufriendo terriblemente desde mucho antes de la cuarentena; y no para denigrar. Sus declaraciones no representan al medio artístico local. La educación se demuestra en la empatía, en estar abiertos a escuchar a los demás, en la conciliación y el respeto”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Cuentos de Cartón

#CuentosDeCartón es una iniciativa de @CartonPiedraET para impulsar la creatividad literaria .
¡Nos interesa leerte!

Quiero participar

Medios Públicos EP