Ecuador, 23 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

“Arte del siglo XXI” presente en exhibición londinense

“Arte del siglo XXI” presente en exhibición londinense
17 de julio de 2012 - 00:00

El museo de arte moderno más visitado del mundo, la Tate Modern de Londres, inauguró ayer los “Tanques”, un singular espacio subterráneo que mostrará arte de vanguardia con instalaciones audiovisuales, de luz y sonido y actuaciones en vivo. “Es un espacio sin par habilitado por primera vez para acoger el arte del siglo XXI de forma permanente”, afirmó el director del grupo de galerías Tate, Nicholas Serota.

Las obras en video, las composiciones de luz y sonido o la danza, que hasta ahora no tenían salas de exposición específicas, “pasarán de estar en los márgenes de las instituciones a tomar el centro del escenario”, dijo Serota, para quien el concepto de los Tanques revolucionará el panorama museístico. “Seremos el primer museo del mundo con un espacio dedicado exclusivamente y de forma permanente a mostrar y guardar ese tipo de arte, que queremos elevar a la misma categoría que la pintura o la escultura que también se exhiben en la Tate”, explicó.

Los llamados Tanques, situados en el subsuelo del edificio a orillas del río Támesis, son tres espacios circulares de cemento de 30 metros de diámetro por 7 de alto -más dos salas adyacentes-, que eran las antiguas cisternas de combustible de la central eléctrica donde se habilitó la Tate Modern en el año 2000.

La apertura de la construcción subterránea, que ayer se anunció, es la primera fase del proyecto de ampliación de la popular galería, valorado en 215 millones de libras (266 millones de euros o 325 millones de dólares) y que se completará en 2016 con un edificio de 10 pisos en el que se ubicarán más salas de exposiciones, restaurantes y espacios interactivos.

“La intención es que los ‘Tanques’ sean los cimientos de una construcción que en su totalidad será orgánica”, explicaron ayer los arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron, quienes ya diseñaron la Tate en 2000.

Doce años después, la Tate Modern, que recibe anualmente unos cinco millones de visitantes -el doble que el MoMa de Nueva York o el Centro Pompidou de París-, quiere reforzar su liderazgo con este nuevo espacio para el arte más puntero.

“La gente tiene cada vez más ganas de ver instalaciones interactivas, sobre todo danza y performances, expresiones artísticas tangibles y concretas, pues son como un antídoto contra la abstracción de la crisis económica”, indicó ayer Chris Dercon, director del museo londinense.

La muestra se abrirá al público mañana con una obra del artista surcoreano Sung Hwan Kim, que participará en  el festival cultural por los Juegos Olímpicos de Londres, en el que participarán más de cuarenta artistas, entre ellos la cubana Tania Bruguera. Junto con Sung debutará en el nuevo espacio de la Tate la coreógrafa belga Anne Teresa de Keersmaeker, que presentará la performance “Fase, cuatro movimientos con la música de Steve Reich”.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media