Autoridades indias despidieron al Nobel de Literatura Naipaul

- 14 de agosto de 2018 - 00:00
Con su trilogía sobre la India, país que relató él mismo le supuso “un golpe”, el autor inició su incursión en el género de la literatura de viajes.
Foto: AFP

El primer ministro indio, Narendra Modi, y el presidente de la nación, Ram Nath Kovind, despidieron el pasado fin de semana a V.S. Naipaul Premio Nobel de Literatura de ascendencia india, cuyo retrato de la India de sus antepasados en una aclamada trilogía de no ficción, le generó, sin embargo, numerosas críticas en el país asiático, donde incluso se prohibió el primer libro de la serie.

Naipaul, caribeño nacionalizado británico, murió el pasado sábado a los 85 años en Londres, dejando tras de sí una “extensa obra, que cubre una amplia gama que va desde la historia, la cultura, el colonialismo (o) la política”, aseguró Modi en un comunicado.

El presidente indio mostró  su “tristeza” por la muerte de un autor cuya obra es una “penetrante exploración de la fe, el colonialismo y la condición humana, en su hogar en el Caribe y más allá”, dijo en su cuenta de Twitter.

Galardonado con el Nobel de Literatura en 2001, V.S. Naipaul también se hizo con otros premios importantes, como el Booker Prize en 1971.

Nació en 1932 en la isla de Trinidad y Tobago en el seno de una familia india y en 1950 se trasladó a Reino Unido para estudiar en la Universidad de Oxford, país que se convirtió en su residencia habitual.

La obra de Naipaul está marcada por su pasado colonial y el desarraigo. Con su trilogía sobre la India, país que, relató él mismo le supuso “un golpe”, el autor inició su incursión en el género de la literatura de viajes.

El primer volumen de la trilogía, Una zona de oscuridad, publicado en 1964, desencadenó una relación controvertida con el país de sus antepasados, siendo prohibido en el gigante asiático por la imagen negativa que aparece de la India.

En el libro Naipaul parece sentarse en un diván para intentar comprender una India alejada del retrato romántico colonial y que, por otra parte, le cuesta asociar con la herencia que le dejaron sus antepasados emigrados al Caribe. “Descubrí que había llegado a separarme de lo que veía, a separar lo agradable de lo desagradable (...) En la India mirar hacia otro lado ante lo evidente era lo más fácil y lo más necesario”, escribió. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: