Una campaña aúna esfuerzos por la salud de Adrián Balseca

- 01 de junio de 2018 - 00:00
Adrián Balseca vive y trabaja en Quito. Debido a la enfermedad que enfrenta no puede movilizarse al país desde su residencia en Singapur.
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

Adrián Balseca tiene 29 años, es artista visual, diseñador gráfico, uno de los seleccionados para la muestra oficial de la Bienal de Cuenca de este año y uno de los personajes más críticos de la escena actual.

Esta semana trabajaba en la residencia NTU CCA Singapore y al mismo tiempo coordinaba un proyecto nuevo en Ecuador. Allí empezó a sentir vértigos y náuseas. Cuando llegó al hospital, le dijeron que debían extirparle un tumor benigno del cerebelo. La operación cuesta $ 50.000.

Toda la escena artística del país y fuera mueve una campaña para reunir los fondos que el artista visual requiere a través de la plataforma gofundme. Hasta el momento se han completado $ 41.000.

Balseca fue diagnosticado en 2011 con el síndrome Von Hippel Lindau (VHL). Se trata de una enfermedad que forma quistes y tumores, pueden aparecer en el cerebro, sistema nervioso, ojos, riñones y pulmones. Aunque son usualmente benignos, pueden presentar serias complicaciones. En 2012, Adrián perdió totalmente la visión en su ojo izquierdo debido a esta enfermedad, luego de una serie de cirugías.

Los fondos que se recaudan son para pagar parte de su cirugía y el viaje de su madre a Singapur, donde tiene que permanecer hasta después de la intervención por su delicada condición.

El proyecto que Balseca estaba trabajando en Singapur, ese lugar utópico que piensa como la antípoda del Yasuní en Ecuador, tenía que ver con el caucho y la forma en la que en medio decenio del siglo XX en el Sudeste Asiático, los ingleses lograron tecnificar esta planta. Su obra estaría alineada con lo que prevé presentar en la Bienal de Cuenca, donde tendría su segunda participación.

En la Bienal su obra será una instalación cuyo concepto está vinculado a la historia del caucho y cómo su cosecha mutó a una comunidad amazónica, entendida como una ola de colonización. Para Balseca, el caucho es una manera de dilucidar la historia petrolera del país. 

Para quienes deseen contribuir con la campaña pueden ingresar a https: //www.gofundme.com/adrian039s-operation. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: