Roa Bastos "revive" en un libro escrito por su hija

- 04 de junio de 2018 - 00:00
Roa Bastos (1917-2005) es la máxima figura de la literatura paraguaya con obras como El trueno entre las hojas y El fiscal sobre poder e historia.
Foto: internet

Mirtha Roa ha indagado en la vida de su padre, quien solía despistar a los que fisgoneaban en su vida privada para escribir el libro El Supremo Escritor.

La primera época en el arte de Augusto Roa Bastos, la que incubaba al futuro escritor y mago de la palabra es retratada por su hija Mirtha Roa en un libro que será presentado en la Feria Internacional del Libro de Asunción.

Augusto Roa Bastos, el Supremo Escritor, es el título del libro, una aproximación biográfica desde el punto de vista de su hija.

“Yo hablo de él como padre, desde mi visión de hija, y tratando de reflejar su primera época, todo el trabajo que tuvo que hacer antes de ser reconocido”, dijo Roa, hija de Lidia Ana Mascheroni, la primera esposa del novelista, con quien se casó en 1942.

Además de sus propios recuerdos personales, la autora tomó como base documental muchas de las cartas del escritor, algunas de las cuales están incluidas en el libro, una edición de lujo que se presentará el 10 de junio.

Algunas de esas cartas, junto a un diario del novelista, le sirven para ubicarse a finales de la Segunda Guerra Mundial (1945), cuando un Roa Bastos de 28 años viajó al Reino Unido por invitación del British Council.

Allí mantuvo un programa de radio en español en la londinense cadena BBC, a la vez que escribía crónicas para El País, el diario paraguayo en el que trabajaba.

Su hija recuerda que Roa Bastos se embarcó en Buenos Aires en un carguero que le llevó hasta el Reino Unido, un largo trayecto en el que escribió una especie de diario y las cartas a su esposa.

Una vez en Londres comenzó su colaboración radiofónica y una serie de conferencias que dio en varias ciudades de las islas británicas.

“En esas conferencias dio a conocer la literatura latinoamericana y habló sobre la situación de Paraguay en el mundo”, dijo Roa.

Desde Londres, Roa Bastos se desplazó a Francia, donde entrevistó a Charles de Gaulle o al escritor André Malraux, para escribir crónicas que aparecerían en su país junto a parte de su visión de la Europa devastada por la guerra.

El libro de Roa también sigue al escritor hasta su época de éxito, que le llega con la publicación de Hijo del Hombre (1960), se asienta con Yo el Supremo (1974) y culmina con la entrega del Premio Cervantes en 1989.

El escritor podía escribir cartas de cariño a su padre y esposa y a la vez que utilizar el humor contra quienes se interesaban por su vida privada. “Como no le gustaba que le preguntaran sobre su vida privada, inventaba mucho, como que trabajaba en un motel de citas, aunque diciendo que solo limpiaba las sábanas, o que trabajó vendiendo seguros. Tenía mucho sentido del humor. Y de humor negro también”, señaló su hija y ahora biógrafa.

De acuerdo con ella, su libro es un collage de aspectos de la vida de su padre que ha querido sea disfrutado por los lectores y también por quienes quieran investigar en aspectos aún desconocidos.

“Es un aporte para el que quiera acercarse a la biografía de Roa Bastos. Hay muchísimas cartas suyas y muchísimo por investigar”, explicó.

El libro fue editado por El Cabildo, el brazo cultural del Congreso paraguayo, y se lanzará en una semana en la Feria del Libro Internacional de Asunción. Está previsto que más adelante salga una edición de bolsillo.

El Congreso paraguayo declaró 2017 como el “Año del Centenario de Augusto Roa Bastos” por la trascendencia del autor en ese país. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: