El Premio Espejo evocó el legado libertario del “médico duende”

- 10 de agosto de 2018 - 00:00
Marcelo Cruz Utreras es uno de los responsables de que la epilepsia provocada por la cisticercosis y la falta de yodo en la sal durante la etapa de fecundación haya disminuido en el país.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

Este reconocimiento a la literatura, la ciencia y las artes es entregado cada año con motivo del Día Nacional de la Cultura, instituido a partir del aniversario del establecimiento de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en 1944.

Tres hombres del quehacer cultural y científico recibieron la tarde de ayer el Premio Nacional Eugenio Espejo en el Salón Amarillo del Palacio de Carondelet, donde, por primera vez, se muestra el retrato de Rosalía Arteaga, quien luego de 21 años aparece como la primera presidenta de Ecuador.

Los galardonados, que estuvieron sentados juntos a un costado del Salón, fueron el poeta Fernando Cazón Vera en la categoría de literatura; el músico Enrique Males en la de artes y cultura, y el neurólogo Marcelo Cruz en la de actividades científicas.

El reconocimiento incluye una medalla, un diploma y un valor económico por $ 10.000, más una pensión vitalicia mensual fijada en cinco salarios básicos unificados. La ceremonia estuvo presidida por el primer mandatario, Lenín Moreno, y por Raúl Pérez, ministro de Cultura y Patrimonio, quien fue el primero en hablar.

El multiinstrumentista Enrique Males fue un explorador temprano de ritmos ecuatorianos, como el albazo o pasillo que interpreta de forma singular porque los fusiona con música latinoamericana.

“Siento alegría por los que están ahora (galardonados) y tristeza por los que aún esperan (el premio). El talento ecuatoriano no para nunca. Quizá habrá que multiplicar los premios y reconocimientos del Estado a ese esfuerzo permanente de la inteligencia, ese es nuestro plan de acción”, dijo el funcionario sobre este premio que cumple 43 años y que ha reconocido a más de 90 personas durante su vigencia.

Luego de que el presidente Moreno entregara los diplomas y medallas a cada uno de los premiados, la cantante  Alexandra Cabanilla, en compañía de los músicos Navijio Cevallos y Chocolate Morales, interpretó un popurrí de canciones nacionales como “Avecilla” o “Esta es mi tierra linda el Ecuador”.

A continuación, y en nombre de los galardonados, el poeta, periodista y gestor cultural Fernando Cazón Vera dio el discurso de agradecimiento no sin antes recordar que, paradójicamente, este premio fue creado durante una dictadura militar, la del general Rodríguez Lara.

Con más de 60 años dedicado a la poesía y el periodismo, Fernando Cazón Vera es un cultor incansable de la palabra que se mueve con facilidad entre las formas clásicas y la poesía moderna. 

“Creo que fue en el año 1975 y tuvieron (el gobierno de ese entonces) el acierto de bautizar este premio, tan significativo para los ecuatorianos y para la gente que hacemos cultura, con el nombre de Francisco Javier Eugenio de Santa Cruz y Espejo, ese médico duende que se anticipó a la libertad, a la independencia del país”, dijo sin ningún discurso escrito que lo apoyara. Cazón Vera es un escritor nacido en Quito, pero cuya vida literaria se ha desarrollado en Guayaquil. 

Las palabras del presidente Moreno, quien reflexionó sobre su concepto de cultura, clausuraron el evento.

“La cultura es el conjunto de manifestaciones que un pueblo genera para enfrentar el medio en que le toca vivir (...)  Durante mucho tiempo nos enseñaron que lo opuesto a la ciencia era la religión y que  lo contrario a la cultura era la ignorancia, la torpeza. Nada más equivocado, más peligroso”.

“Lo opuesto a la ciencia es la improvisación, en el sentido peyorativo del término. Vivir con el mundo de repente. Es esa tendencia al facilismo, a justificar el fin sin cuidar la idoneidad que tengan los medios que se utilizan. A ocupar cargos sin estar preparados, (...) a frecuentar el rincón del vago en lugar de ir a nuestras bibliotecas”, puntualizó el Jefe de Estado. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: