El público de la Feria Internacional del Libro se volcó por la literatura local

- 12 de septiembre de 2018 - 00:00
En el estand de la embajada de España, el país invitado del encuentro, hubo más de 1.000 títulos para leer.
Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO

Este año la cuarta edición del encuentro literario en Guayaquil tuvo 30.000 potenciales lectores que, entre sus compras, prefirieron a los autores nacionales.

La gente que llegó al estand de la editorial independiente El Fakir, en la última Feria del Libro de Guayaquil (FIL), tenía algo que decir cuando veía la biografía de Pancho Segura escrita por la inglesa Caroline Seebohm entre las novedades.

Algunos decían que conocieron a la madre de Segura, que sabían dónde vivió, que lo vieron jugar tenis con sus piernas arqueadas o que vieron la casa de sus padres incendiarse y encontraron cartas en medio del fuego.

Con estas historias, Marieliz Acosta, una de las encargadas del lugar, podría escribir un nuevo libro sobre el tenista ecuatoriano que murió hace ya casi un año, en Estados Unidos, y cuyo libro fue uno de los más vendidos de El Fakir este año, a pesar de que su lanzamiento se realizó en 2017.

Este año la editorial quiteña decidió tener más visibilidad en el encuentro literario con un espacio casi tan grande como el de sus rivales comerciales. En sus estanterías había un puñado de otras editoriales independientes, como Turbina, Dobre Rostro, Deidayvuelta o La Caída; además de un conjunto de 1.000 títulos entregados por la Librería Rayuela, de Quito.

Casi todos los libros se agotaron, empezando por La débil mental, de la argentina Ariana Harwicz, una de las autoras invitadas al encuentro y que fue publicada por Turbina.

La firma tiene la expectativa de publicar otro de sus libros en los siguientes meses, Matate, amor, su primera novela.

Entre los títulos que más se llevaron los más de 30.000 asistentes que tuvo este año la FIL de Guayaquil estuvieron Juguetes cerca de la violencia, seis obras de teatro de Santiago Roldós, que además tuvo su lanzamiento en el encuentro literario; Achiote, el libro de Alberto Montt, quien presentó su stand up ilustrado junto con el argentino Ricardo Liniers;  y La cocina del Ecuador, de Julio Pazos.

A unos cuanto pasos de El Fakir, el Fondo de Cultura Económica (FCE), que se anunció este año, tendrá sus primeras dos librerías en Guayaquil, cumplió sus expectativas en ventas el 70%.

El fondo llegó a la cuarta edición de la FIL con 5.000 libros y 1.000 títulos. Entre los más vendidos de su línea editorial estuvo La gran transformación, de Karl Polanyi, publicado por primera vez en 1944 y reeditado recientemente por el FCE.

Su novela más vendida fue Nefando, de la escritora ecuatoriana Mónica Ojeda, quien el año pasado fue parte de la selección Bogotá 39, de la Nueva Literatura Latinoamericana.

No así, con Mauro Javier Cárdenas, otro de los ecuatorianos seleccionados en esta lista y cuyo libro Los revolucionarios lo intentan de nuevo se tradujo recientemente al español. En la categoría de libros infantiles el título más vendido fue una especie de manual de instrucciones para la cotidianidad: Cómo ser un explorador del mundo, de Keri Smith.

En las librerías comerciales la oferta se amplía así como las elecciones y, al igual que otros años, tuvieron éxito en ventas. En el caso de Librería Española, las expectativas se superaron el 50% y entre los libros más vendidos estuvieron aquellos de los autores invitados Javier Moro, Javier Sierra o títulos de literatura juvenil.

En librerías como Mr. Books y Librimundi, el título más vendido fue la recopilación de las columnas de María Fernanda Heredia en Que vuelen los pájaros.

A pesar del incremento de la entrada de $ 3 a $ 4 se diversificó la oferta literaria, sus costos y las filas de gente para pagar en las librerías fue siempre extensa. Aun así, usuarios criticaron los costos totales que suponía el ingreso a la feria.

Para otros, el stand up ilustrado de Liniers y Montt como parte de la oferta de la feria sin costo adicional saldaba el consumo. (I) 

Frankenstein

El pabellón infantil

Este año rindió homenaje a los 200 años de creación de uno de los monstruos más importantes de la literatura Frankenstein e  introdujo a los visitantes a otros personajes de este tipo de monstruos escritos por mujeres. 

34 mil asistentes tuvo esta edición del encuentro literario que se realizó en el Centro de Convenciones.

Libros más vendidos

Entre los títulos más vendidos de esta edición de la FIL se encuentran “La débil mental”, de Ariana Harwicz; “Nefando”, de Mónica Ojeda; “La cocina del Ecuador”, de Julio Pazos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: