Aclaración

Embajada de Japón aclara posición sobre las “mujeres de consuelo”

01 de septiembre de 2018 - 00:00

Señor

Fausto Rivera Yánez

Editor de Cultura

Diario El Telégrafo

Presente.-

 

De mis consideraciones:

Quiero hacerle extensivo mis agradecimientos por escribir y publicar varios artículos sobre Japón desde varias perspectivas y en forma detallada como siempre. Estamos muy complacidos, no solo desde la Embajada, sino también desde todas las personas involucradas en Japón.

Igualmente quiero aprovechar la presente, dentro de los artículos publicados recientemente, para lastimosamente referirme a un punto que hace relación a expresiones que incluyen confusiones de los hechos reales, y que me veo obligado a señalar a través de este oficio. Por tratarse de un punto muy importante, las cuales le solicitamos que a través de su buen proceder sean publicadas las informaciones correctas.

El artículo que incluye las expresiones en mención fue publicado el día 6 de marzo pasado, bajo el titular: “Japón acelera sus políticas para cerrar brechas de género”.

Dentro de dicho artículo hay expresiones donde se dice por ejemplo que: “Durante la Segunda Guerra Mundial, se estima que más de 200.000 jóvenes -chinas filipinas, japonesas y, sobre todo, coreanas- fueron secuestradas por el ejército japonés para someterlas sexualmente”, pero estas expresiones incluyen equivocaciones de los hechos reales, por lo que debo asegurar que se trata de una confusión indebida. Por ello solicitamos la publicación de un artículo correctivo en el sentido de lo que se debería haber dicho es como sigue: En cuanto al tema de las “Mujeres de Consuelo de los militares”, desde que se hizo público en los principios de la década de 1990, el Gobierno de Japón ha venido realizando una investigación completa dentro y fuera de Japón. Sin embargo, dentro de las informaciones recopiladas no hubo ninguna confirmación de los datos siguientes:

 1. No hubo ninguna información que confirme la “movilización sistemática forzada” de parte del Ejército japonés u otras autoridades japonesas.

  2. No hubo ningún dato que defina la cantidad de Mujeres de Consuelo del Ejército.

Además, permítame indicarle lo siguiente para su referencia.

Se reconoce que la frase “Esclavas Sexuales (Sex Slaves)” que fue citada indirectamente para describir a las Mujeres de Consuelo del Ejército en su artículo publicado es incorrecta e inadecuada. Este punto también fue acordado entre los gobiernos de Corea y Japón. Y dicha expresión no ha sido utilizada incluyendo el último acuerdo de ambos gobiernos.

Dicho esto y aprovechando la oportunidad, me permito explicarle brevemente el punto de vista del Gobierno de Japón sobre el asunto de las “Mujeres de Consuelo”.

Aunque no se ha confirmado ninguna prueba del “secuestro sistemático” por parte del Ejército japonés o la autoridad gubernamental, es cierto que por lo menos algunos miembros del mismo tuvieron parte en lo que son las mujeres de Consuelo y sobre todo es un hecho real que muchas mujeres fueron lastimadas gravemente en su honor y su dignidad. Basado en este reconocimiento, y empezando desde la década de 1990 cuando empezó a aclararse los hechos de este asunto, Japón ha venido expresando reiteradamente su sincera disculpa y remordimiento hacia las víctimas. Al mismo tiempo, el Gobierno y el pueblo han realizado muchas acciones en favor de las mismas haciendo un gran esfuerzo. Por supuesto de ahora en adelante y hacia el futuro nosotros nunca olvidamos esta historia.

Nuevamente le presento mi profundo respeto hacia sus publicaciones y su periódico sobre Japón. Espero sinceramente que continúe presentando a sus lectores temas sobre Japón, sobre todo también aprovechando la ocasión del centenario de las relaciones diplomáticas entre Ecuador y Japón. Incluyendo el asunto descrito, espero que haya algo que la embajada pueda ayudarle pronto. (O) 

-----------------------------------------------

 De la redacción

Edición del martes 6 de marzo de 2018

Japón acelera sus políticas para cerrar brechas de género

Sección Mundo

Sobre la carta de aclaración respecto al artículo que publiqué sobre Japón y sus políticas de género, debo precisar lo siguiente:

1. La información para determinar que más de 200.000 jóvenes asiáticas fueron secuestradas por el ejército japonés para someterlas sexualmente tuvo como fuente principal el informe de la relatora especial, Radhika Coomaraswamy, sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias de la ONU. El informe está disponible en: http://hrlibrary.umn.edu/commission/country52/53-add1.htm
También se consultó el libro Comfort Women, de Yoshiaki Yoshimi, entre otros artículos publicados en medios como The New York Times.

2. Con los antecedentes que se plantean en mi texto –más los que se pueden leer en el informe de la ONU antes citado– resulta un eufemismo llamar “personas de consuelo” a la exclavitud sexual de mujeres –sobre todo de jóvenes– que fueron secuestradas para abusar de ellas. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: