Entre los rollos existe un documento fílmico de la celebración del centenario de independencia, en 1922

Ecuador digitalizará fragmentos de su historia hallados en Embajada de Francia

- 02 de marzo de 2016 - 00:00
El registro de las celebraciones del Centenario de la Independencia lo trabajó la empresa Ambos Mundos, de Eduardo Rivas.
Cortesía Jorge Luis Serrano

El pasado febrero, el Ministerio de Cultura y Patrimonio y el Instituto Nacional del Audiovisual suscribieron un convenio para iniciar el proceso. También se realizarán capacitaciones en el país.

Las celebraciones del primer centenario de la Independencia, a inicios del siglo pasado, tuvieron distintas fechas en Cuenca, Quito y Guayaquil. Se organizaron desfiles y se crearon parques, barrios —del Centenario, en Guayaquil— y libros. Uno de ellos es la Monografía de la Provincia de Pichincha, que de acuerdo al documento ‘Ecuador en el Centenario de la Independencia’, de Ximena Carcelén Cornejo, Florencio Compte e Inés del Pino, tiene información fotográfica abundante de la ciudad de Quito. Sin embargo, poco se ha dicho de la información cinematográfica que desde entonces empieza a ocupar el interés de una clase social y política con fines propagandísticos.

En la embajada histórica de Ecuador en Francia reposan fragmentos de estos archivos cinematográficos desde hace, al menos, 70 años. Una tipografía gótica roja con un fondo negro anuncia ‘Fiestas centenares 24 de mayo de 1822-1922’. El título anticipa una celebración encabezada por el entonces presidente del país, José Luis Tamayo con desfiles, ejercicios militares, bailes y otras celebraciones en el Quito de la época.

Este registro histórico, trabajado por Ambos Mundos, del empresario Eduardo Rivas Ors, se encuentra en tres de las siete bovinas del primer formato cinematográfico utilizado en el mundo que Jorge Luis Serrano, consejero Cultural de la Embajada de Ecuador en Francia y exdirector ejecutivo del CNCine, encontró en la bodega del sitio. “Posiblemente llegaron para efectos de promoción, uso de embajada para festivales y otras actividades hasta ahora”.

En 1964, Gabriel Tramontana, uno de los mayores documentalistas de la historia nacional, grabó Los guambras, un encargo de la Junta Militar de Gobierno. En el archivo, Tramontana guía a numerosos niños en los sitios más importantes de cada una de las diversas provincias del país. El documento se creía desaparecido. Quince días después de la muerte de Tramontana, el Consejo Nacional de Cine visitó el archivo con la directora de la cinemateca chilena y en su inspección encontró totalmente deteriorado el registro de Los guambras, según detalla Fabián Cadena, coordinador de Consulta Pública de la Cinemateca Nacional, que además participó de dicha inspección.

Sin embargo, dos de los rollos de estos archivos encontrados en la embajada de Francia son fragmentos de aquel trabajo. Según detalló Serrano en entrevista con este diario, entre los hallazgos hay un total de 25 piezas cinematográficas, la mayoría de los años 70 y 80 con trabajos icónicos del cine nacional como Entre Marx y una mujer desnuda, de Camilo Luzuriaga.

Durante los próximos seis meses, estos archivos serán digitalizados y posteriormente pasarán a la custodia y manejo de la Cinemateca Nacional del Ecuador, que actualmente tiene bajo su cuidado 4.000 títulos y desde inicios de 2015 trabaja en la digitalización de 300 películas hasta fines de año, para incluir en su portal. Sin embargo, con este archivo se inició un convenio entre Ecuador y el Instituto Nacional del Audiovisual de Francia (INA) para la digitalización, conservación e inicio de programas de capacitación en el tema.

El acuerdo lo firmaron el pasado 25 de febrero, en Francia, el Ministro de Cultura y Patrimonio del Ecuador, Guillaume Long, y el presidente-director general del INA, Laurent Vallet. Este acuerdo se concretó tras varias inspecciones del personal del INA de los archivos encontrados en la embajada con el objetivo de determinar qué tipo de material era.

“No se trata solo de la digitalización —recalcó Serrano—. Se abrió la posibilidad de un acuerdo marco para también hablar de capacitación de personal en Ecuador, esto de cara a lo que sería la aprobación de una Ley de Cultura”. Esta concretaría políticas de acción en torno a la puesta en valor de este tipo de archivos documentales, pues uno de los aspectos que se ha empezado a gestar tras el incremento de la producción cinematográfica es precisamente la recuperación de este tipo de materiales a través de la Cinemateca y el escáner, entregado por el CNCine en 2013. En la Cinemateca consta material histórico digitalizado, como uno de los archivos del artista francoecuatoriano, Eduardo Solá Franco, o Dos ángeles y medio, de Demetrio Aguilera Malta. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: