En el parque se reflexiona no siempre viendo al cielo

- 08 de julio de 2019 - 00:00
Foto: Verónica Endara | El Telégrafo

El parque La Carolina es uno de los lugares más frecuentados por los capitalinos los fines de semana. Es uno de los favoritos de mi hija y sobrinos porque tienen espacio para correr y hay diversos juegos al aire libre. Ofrece un sinnúmero de actividades, aunque no todas son gratuitas.

Mientras caminaba en medio de sus árboles, un dinosaurio se cruzó frente a mí. Al seguirlo me encontré con una pequeña caravana de gente que hacía lo mismo. Comprendí todo cuando llegamos al museo de los dinosaurios que está dentro del Mundo Juvenil. Se trataba de un acto publicitario que, al parecer, sí les da resultados. Al igual que otros me retiré del lugar, pues para ver al singular animal gigante debíamos pagar una entrada.

Cerca de ahí está el Jardín Botánico y el vivarium, pero también tienen costo. Así que me acerqué a una multitud de gente que formando un círculo no paraba de reír. Se trataba de un payasito que bromeaba con los asistentes. Me quedé observándolo, algo que por lo general no hago. El hombre pequeño y corpulento fingía conquistar a la pareja de otros para ver cómo ellos reaccionaban. E igual hacía que las mujeres sedujeran a los hombres con bailes al ritmo de reggaetón.

Las bromas machistas no faltaron, incluso esas eran las que más causaban gracias a los asistentes, incluidos niños y niñas lastimosamente. Sin embargo, algo que no consiguió ni una sonrisa de un grupo de venezolanos que veía el acto fue cuando el payasito se refirió a comentarios de algunos migrantes en contra de los ecuatorianos, refiriéndose a mujeres y hombres de Ecuador con términos despectivos. “Fueron palabras de unos venezolanos sin cerebro”, dijo el comediante.

Ante la seriedad de una parte de su público enseguida aclaró que no todos son iguales y que por unos pocos no deben pagar todos los viajeros de Venezuela que llegan al Ecuador. Un poco de conciencia en medio de un acto sexista. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: