El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.22/Oct/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Fernando López Parra

Público – privado

25 de septiembre de 2021 00:08

La pandemia nos planteó muchos desafíos en el accionar de los Estados y quizá uno de los principales es que desnudó la creciente desigualdad entre las personas, los grupos, las instituciones e inclusive entre los Estados.

Antes de la pandemia ya teníamos preguntas difíciles para que se puedan responder sobre los problemas estructurales de la sociedad. A pesar de la creación de riqueza y la reducción de la pobreza en el mundo en las últimas décadas, las oportunidades económicas han seguido siendo esquivas para muchas personas, independientemente de sus capacidades. La división social por el trabajo representa una grave amenaza para los ciudadanos y las economías de sus países

Para muchos gestores tanto públicos como privados, la pandemia se percibe como un momento decisivo en la formulación de políticas regionales y globales. En la crisis se encuentra una oportunidad para establecer nuevas bases para una economía más inclusiva y sostenible. Hay que pensar de forma holística.

La inclusión significa brindar un acceso más equitativo a buenos trabajos y oportunidades de capacitación. Significa comprometerse con la diversidad, el equilibrio de género y los derechos humanos. Todos estos compromisos pueden generar una mayor confianza y compromiso con los ciudadanos y la posibilidad de generar valor público a largo plazo.

Las alianzas público-privadas son esenciales para una recuperación sólida e inclusiva y para abordar los desafíos interrelacionados que enfrentamos. Los problemas globales de hoy exigen nuevas ideas sobre los roles de los gobiernos, empresas y la sociedad civil y aprender a trabajar juntos. La propia vacunación se ha convertido en una gran experiencia entre los publico y privado y que hay la necesidad de que exista más redundancia en este tipo de relaciones.

No es suficiente que los gobiernos se limiten a regular el mercado y ser espectadores de piedra. Los gobiernos son necesarios para dar forma y crear mercados, incentivando y reduciendo el riesgo de ciertas inversiones, y estableciendo marcos regulatorios y de apoyo específicos. La innovación del sector privado en tecnología, atención médica y otros sectores a menudo no podría haber ocurrido sin el respaldo público. Podemos agradecer a los gobiernos por la investigación básica que condujo a Internet, la energía limpia y las vacunas, tal y como manifiesta el analista mexicano Ángel Gurria.

Las alianzas publico privadas ya están normadas en el Ecuador desde hace algunos años, lo que se requiere es darle mayor facilidad en su ejecución, hay la necesidad que los organismos de control de los publico tengan mayor conocimiento para facilitar este tipo de procesos, que, sin duda, son nuevos para instituciones como la Contraloría, por ejemplo.

El compromiso de crear más oportunidades que sean sustentables debe pasar de las ideas a la acción concreta. La pandemia nos cambió y ese cambio exige que ya no actuemos dentro de los modelos cargados de desconfianza que se construyó la relación público privada. Es hora de crear juntos oportunidades para todos.

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado