Poetas en el pequeño país

- 18 de abril de 2019 - 00:00

Fabio Morábito, nacido en Alejandría y radicado en México, lee su poema “A tientas”: Cada libro que escribo / me envejece, / me vuelve un descreído. / Escribo en contra / de mis pensamientos / y en contra del ruido / de mis hábitos. / Con cada libro / pago un viaje / que no hice… Nada mejor que iniciar la 11 edición del Encuentro Internacional de Poetas Poesía en Paralelo Cero en librería Rayuela, que acaba de cumplir 12 años.

En este pequeño país que amamos mucho, para utilizar la letra de la canción de Cesária Évora, estos actos constituyen un remanso. Porque este pequeño país, ya para entrar en escena, no lee ni medio libro al año (Colombia tiene una media de cinco libros). Así que la unión de libreros, como Mónica Varea, y promotores generosos como Xavier Oquendo Troncoso, nos trae esperanza porque en los libros habitan orbes infinitas. Pero de manera especial, para seguir a Ernesto Sabato, nos libran de tanta bárbara enajenación que soportamos.

Paralelo 0 tiene varios méritos. 1) trata de no repetir a los poetas invitados; 2) lleva la poesía a provincias, donde a veces el letargo es inquietante; 3) ha logrado -con sus actividades y premios literarios- convertirse en un referente internacional; 4) ha entendido que la difusión es primordial y por eso tiene su propio sello El Ángel; 5) no hace distinción ni cae en el parricidio y basta ver a quienes han homenajeado; 6) ha logrado -con no poco esfuerzo- auspicios aunque la empresa privada, acaso acogiéndose a la Ley de Cultura por el canje del IVA, podría ser más proactiva; 7) tiende puentes para que la poesía que se escribe en Ecuador sea visible (Oquendo realizó una antología de César Dávila Andrade para Visor); 8) está conectado a las nuevas visiones transmediáticas para difundir contenidos (elangeleditor.org); 9) motiva a los públicos juveniles a interesarse por la poesía; 10, tiene un equipo férreo de colaboradores.

Siempre se le reprocha al Fakir que no supo esperar, pero eran otros tiempos. No dejemos que Paralelo 0 siga andando solo. Este pequeño país es más que una tierra de cóndores y alacranes. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: