El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.25/Oct/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Simón Valdivieso Vintimilla

El oro azul…

29 de enero de 2021 00:00

El oro azul es el agua. Nuestro oro azul está en peligro escribimos hace algunos años, refiriéndonos  a la extracción minera en el Azuay,  y en buena hora que hoy por hoy el Concejo Municipal de Cuenca persuadido por varios actores sociales haya cogido al toro por los cuernos y nos aprestemos a ratificar nuestra vocación por el respeto a la naturaleza que es fuente de vida.

Y es que el  próximo 7 de febrero en el que nos pronunciaremos por el destino de la patria en las elecciones generales, también los azuayos lo haremos frente a dos derechos fundamentales como son  el derecho a la vida y por ende el  derecho a la naturaleza.

El  agua  es el oro azul que el siempre invocado  Eduardo Galeano nos habló hace rato pero casi o ninguna importancia le habíamos dado en su momento, por lo menos en estas tierras andinas, ricas en montañas y vertientes de agua que mueven la economía del país, por si acaso.

La consulta popular por el agua nacida en un primer momento y hace algunos años por varios actores sociales y concejales de esa época, responde a la defensa de la naturaleza maltratada históricamente por el hombre, pues estamos cosechando las malas prácticas de nuestros abuelos en el tiempo, escribíamos hace algunos años.  La naturaleza nos está pasando la factura. Y es que el hombre no es más  sabio que la naturaleza, también dijimos.

Cuando las voces políticas y ciudadanas se juntan es porque están hablando de lo mismo con sentido de pertenencia en defensa de los derechos de los que vendrán y de los derechos de la naturaleza. Hay un alto sentido de responsabilidad histórica en ese pronunciamiento de los ediles de Cuenca y la consulta popular por el agua.  

La consulta popular expresa esos pensamientos frescos y reposados de quienes estamos convencidos que la única forma de hacer ciudad es juntándonos, defendiendo derechos. En el futuro las guerras no serán por el petróleo sino por algo  mucho más básico y necesario para la vida: el agua. Defendamos el oro azul morlaco.

 

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado