¿Educación para el desarrollo?

- 20 de julio de 2018 - 00:00

La dinámica del mundo está traspasada por tensiones y conflictos; pero también por sueños y anhelos de transformación. En realidad no se trata de cosas distintas, un sueño de cambio puede propiciar un conflicto social.

El problema es que las ideas aparecen como desconectadas de la realidad cuando en efecto provienen de la misma, es más, de un punto específico de esa realidad histórica en permanente movimiento. 

Así que las ideas actúan como vectores que inciden en el devenir. Una de esas ideas que ha tenido un profundo impacto en nuestras sociedades es sin duda la idea del desarrollo. Ese sueño colectivo forjado en los inicios de la modernidad logró articular dos conceptos que originalmente se repelían: el concepto de orden que apelaba a la preservación de lo alcanzado, y el concepto de progreso que pretendía una superación evolutiva de lo establecido.

Orden y progreso como baluartes de un proyecto civilizador impuesto primeramente a sangre y fuego, y luego gracias a la educación. No es casual que hasta ahora el objetivo de la educación haya sido el “desarrollo de los pueblos”, sobre todo de pueblos salvajes y subdesarrollados como los nuestros.

Lo malo es que no nos acabamos de percatar que la idea de desarrollo nunca fue una idea transformadora, sino que sirvió solo para preservar y acentuar una estructura irracional con impactos ambientales y humanos de signo negativo extensamente documentados.

Entonces es momento de utilizar la razón crítica, no solo para librarnos de construcciones intelectuales caducas como la del desarrollo y de sus antivalores que ya no responden al actual momento histórico y las necesidades de la sociedad, sino para propiciar el aparecimiento de renovados anhelos de transformación y superación cualitativa de la realidad. La educación, por eso, debe impulsar el aparecimiento de nuevos imaginarios que nos guíen en el camino irresuelto hacia la justicia social en libertad. (O)

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: