Buenas noticias

01 de diciembre de 2011 - 00:00

Durante los últimos 15 días, hemos recibido, a través de este diario público, excelentes noticias económicas para el progreso del Ecuador, informaciones que los medios de comunicación social privados ni siquiera citan. Entre las más importantes, destacan la difusión de un documental de dos periodistas griegos, titulado: “Deudocracia”, resaltando el manejo soberano con el que el gobierno de Rafael Correa asumió la renegociación de su deuda externa y cómo se enfrentó al Fondo Monetario Internacional.

En dicho documental se exponen la forma en que el actual mandatario priorizó la atención de las necesidades sociales antes que el pago de dicha deuda; y, también, relata la reorientación de los recursos obtenidos por la venta de nuestro petróleo hacia la educación, salud y creación de empleo. Otra buena noticia fue la publicación de un informe del Banco Central del Ecuador, que precisa que la población urbana en condiciones de pobreza es del 12,5%, bajando dicho índice desde el año 2009, en el que se ubicó en el 19,31%.

De igual manera, cabe mencionar la noticia que reseña: “Ecuador concluye con éxito II examen de políticas comerciales en la OMC”, en la que se anota que los miembros de la Organización Mundial de Comercio felicitaron al Ecuador por haber sorteado la recesión económica mundial de manera satisfactoria, señalando también los logros en las áreas de desarrollo humano y de la desigualdad de ingresos, así como los esfuerzos realizados recientemente por el Gobierno para mejorar la productividad y competitividad internacional.

Además, elogiaron las sustanciales mejoras en materia de transparencia, lucha contra la corrupción y avances en temas de facilitación del comercio. No son menos importantes las noticias de que la inversión pública superará los diez mil millones de dólares en el año 2012 y  que nuestro país crecerá un 6,5% del Producto Interno Bruto en el presente año, impulsado mayoritariamente por el comportamiento del sector no petrolero de la economía. Contrastando con esta realidad, los medios de prensa que están en manos de los grupos de poder económico, disfrazados de opositores al actual régimen, informan solamente lo malo que ocurre en nuestro país.

Como corolario, quiero recordarles una frase del periodista y escritor español Óscar Lobato, que dice: “Todo el mundo olvida que eso llamado prensa es, además de un poder fáctico, una industria. Y ese tejido industrial suele estar dirigido por empresarios y no por periodistas. Si algo tienen claro los editores es que al gran público se satisface con historias de triple ‘S’: sangre, sexo y superstición. ¿Por qué arriesgarse, pues, a enemistar a los poderosos, a enconar a las grandes firmas anunciantes o a elaborar contenidos veraces, objetivos y rigurosos?

Las tres virtudes teologales de la Comunicación: informar, formar y entretener, han quedado reducidas a esta última. O, mejor dicho, a lo peor de esta última”.