Thy Antichrist y Vader volvieron para el Rock X Ti

- 04 de junio de 2018 - 00:00
Peter Wiwczarek se dirige a su audiencia para agradecerle su recepción en el tercer concierto que dio en el país.
Foto: cortesía / Christian Arturo Benavides

La segunda y tercera presentaciones de estos grupos se hicieron en el Teatro Nacional ante 300 personas. Ente repitió su show junto a ellos en Atuntaqui, el sábado.

Los colomboestadounidenses Thy Antichrist fueron la primera banda de black metal en dar un concierto sobre las tablas del Teatro Nacional de la Casa de la Cultura en la historia de ese escenario. Y la presentación será difícil de olvidar no solo por el debut de unos músicos de este género allí, sino por su puesta en escena, el ambiente dantesco que crearon, el performance de su vocalista, Andrés Vargas (intérprete de Antichrist 666) y la potencia sobrecogedora de su música en directo.

Desde horas de la tarde (el festival empezó puntual, a las 17:30) era visible en los exteriores de la Casa de la Cultura que el público iba a llegar de a poco. El aforo (solo la platea baja estuvo habilitada) era de 1.400 personas, pero la asistencia no sobrepasó las 300.

El telón lo abrieron los nacionales Ciudad Infierno, seguidos de Amnemesis, Nirodha y Kdaverium antes de los mexicanos Anabantha, quienes luego de varias presentaciones en el país (casi una decena desde 2007) darían paso a Thy Antichrist.

El cantante Antichrist 666 (Andrés Vargas) durante su presentación en Quito. La primera vez que el artista colombiano tocó en el país fue en 2010. Foto: cortesía / Christian Arturo Benavides.

Este quinteto vino a presentar el disco Wrath of the Beast, que produjo con el sello discográfico Napalm Records, en lo que fue otro de sus hitos: ser la primera formación black metal de origen latinoamericano en ser ‘fichada’ por esta empresa.

Lo de Antichrist 666 es música ‘existencialista’, según ha dicho y, en escena, tiene que ver con ritmos trepidantes y distorsiones de guitarra que dan forma a la épica “Calamity Called Mankind” del disco Human Pandemonium que está cumpliendo 10 años.

“Metal to the Bone” fue la primera muestra de su disco más reciente, uno en el que el estilo de la banda se ha consolidado en una propuesta que se acopla a temas pasados, como “Destruction times”, con introducción en castellano incluida, además de los balazos de fondo que insisten en un argumento del grupo: “el caos actual es de origen humano”.

A uno de los momentos más álgidos de la noche, con muestras de apoyo traducidas en aplausos, le sobrevino la sangre sobre el cuerpo pintado del vocalista para dar un repaso a su discografía y, luego, escuchar en los altavoces la guitarra acústica de “Desolation” en una presentación que reboza de energía, la cual genera una interacción que diluye a 40 minutos de música en un pasaje oscuro.

Lo ecuatorianos Ente intercalaron temas del disco que están produciendo con la fuerza habitual de sus músicos. La obra “nacerá muerta” ha anticipado el baterista Igor Icaza pese a que aún no se definen su título. El compositor tomó el micrófono para presentar el clásico “Ángel de Sangre” en un show que duró 45 minutos y que culminó con “Infinito Grito Terminal”.

Entre la intro titulada “Creation”, del disco The Ultimate Incantation y la outro “Imperial Marche”, de Star Wars, los polacos Vader realizaron una hora de presentación en que brillaron “The Crucified Ones”, “The Final Massacre” y “Triumph of Death”, entre otros. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: