Ramón Larrea / Representante de la empresa One Entertainment

Guns N' Roses se presentará sin teloneros en Ecuador

- 02 de marzo de 2020 - 19:05
El cantante Axl Rose y el guitarrista Slash, 25 años luego de no haber tocado juntos en Guns N' Roses.
Cortesía de One Entertainment

Las localidad Preferencia para el concierto que se realizará en el Estadio Olímpico Atahualpa se ha agotado. Será el sábado 21 de marzo de 2020, y se ha vendido el 75 % de los boletos, explica el representante de One Entertainment.

El lunes 9 de marzo empezará a armarse la estructura del escenario que acogerá a la banda estadounidense de hard rock Guns N' Roses. Se usarán 140 cajas de alta gama para la amplificación, incluidas las consolas, máquinas de efectos especiales y backline que traerá el grupo.

El jueves 5 de marzo se imprimirán los boletos definitivos, ha anunciado la empresa One Entertaiment, que canjeará las preventas a partir de 11 de marzo. Se abrirán sitios en boletería para la entrega de cada localidad, a través de la plataforma Joinnus.

120 personas intervendrán en el montaje de este espectáculo, que se da una década después del debut de Guns, con el cantante Axl Rose a la cabeza, y cinco años después de que el guitarrista Slash pisara por primera vez un escenario ecuatoriano.

Mientras se prepara el que sería el evento rockero de mayor convocatoria de 2020 en Ecuador, el empresario Ramón Larrea, Representante de One −firma que también trabaja en el show de Guns en Lima, el próximo 24 de marzo− conversó con este diario, a propósito de la gran inversión (supera los $ 2 millones) para traer a los músicos de Los Ángeles, California.

¿Hay algún tipo de alerta en la empresa debido al reciente diagnóstico de COVID-19 en Ecuador, que ha hecho que se suspendan algunos eventos en Guayaquil?

Nuestra tarea es hacer todo ordenadamente, de acuerdo al plan que ideamos en diciembre del año pasado: armado del escenario, canje de entradas, requerimientos de la banda.

Las autoridades ya verán qué es lo que tienen que hacer según la situación concreta del momento. No depende de nosotros, pero hemos cumplido con lo programado.

Además de una alarma general, hay desconfianza en cierto sector del público...

Se han tomado medidas extremas, pero conforme tengamos una mejor dimensión de las cosas, de la magnitud del problema real, se irá suavizando todo.

No por esta coyuntura, sino por lo que consideramos una buena práctica corporativa, siempre contratamos un seguro de 'No show', que protege la inversión que hacemos y la que hace la gente al comprar sus entradas.

¿Si el evento se suspendiera, devolverían el precio de las entradas?

En ese caso, se trataría de reprogramar el concierto, pues se trata de un espectáculo masivo. O se devuelven las entradas porque nuestro seguro cubre eso, y una gran inversión, pues va más allá del precio de las entradas.

Este seguro cubre estos riesgos, aunque sean impredecibles: temas gubernamentales, naturales, hasta una posible enfermedad de los artistas. Pero confiamos en que todo se de bien, este es un evento que tiene que darse, por su categoría; el bien debe triunfar (sonríe).

¿Qué factores encarecen la producción de este tipo de eventos en el país?

Hay costos que, por estar en dólares, son más altos. Y que no haya eventos de esta magnitud con mucha frecuencia en Ecuador hace que no tengamos disponibles a los suficientes proveedores. Que haya un mejor mercado para esto haría que se regulen mejor los precios, gracias al aumento de la oferta y la demanda.

Por esas razones es más costoso armar uno de estos shows acá, sin embargo los precios que hemos puesto son más bajos que otros eventos masivos, como el de Bruno Mars, que es pop, más mediático y también convoca a mucha gente. Las entradas son más bajas incluso que las que se venden en Lima, donde haremos este show por segunda vez −la primera fue en 2016−.

Se anunció que Guns N' Roses evaluará si hay una banda local como telonera...

Enviamos una propuesta al grupo, pero como el show es largo, de dos horas y media, ellos prefirieron que no haya un telonero.

Tenemos el compromiso de hacer cuatro eventos más en el año. Uno es “Barrio Latino”, un festival de música urbana que hemos hecho durante seis ocasiones en Lima, y que será durante el segundo semestre del año, con bandas locales e internacionales. Los otros, pues, ya los decidiremos; pero no habrá uno más grande que el de Guns este año.

No han pasado más de cuatro años desde que se realizó el último show de Axl y los suyos en Perú, ¿eso baja la expectativa?

La verdad es que las segundas veces suelen tener un techo del 70 % que las primeras. Calibramos el show en Lima en unas 40 mil personas, en el Estadio Nacional. Creo que llegaremos a esa cifra, aunque no la excedamos por mucho (el aforo es de 51 mil espectadores).

¿El público peruano es muy distinto al nuestro?

Allá las ventas son más orgánicas, por así decirlo. Esperamos que al tener acá los tickets definitivos, la gente se de cuenta de la seriedad con que hacemos esto, deje atrás las malas experiencias que ha tenido, y compren las entradas.

En los últimos años, Perú ha tenido la oportunidad de acceder a más contenidos grandes. Está más preparado para características de este tipo de eventos, por ejemplo, la entrada VIP se ha vendido a un ritmo más lento aquí.

Hubo reclamos en diciembre porque estas no tuvieron sillas numeradas...

No nos entra en la cabeza que alguien asista a un concierto de Guns N' Roses para estar sentado. Queremos que lo vivan intensamente. Eso no se cuestiona en Lima, donde la gente compra esa localidad porque quiere estar muy cerca del artista, tener esa experiencia.

No las numeramos porque estamos convencidos de que la gente que tenga a bien no perderse de algo único, único en este año al menos, lo valorará al final.

Datos

La localidad Preferencial ($ 90) se ha agotado y One Entertainment está por anunciar el “Sold out” de General. Las demás localidades (el 25 % de 34 mil) todavía están disponibles. Los precios son: General ($ 55), Tribuna ($ 110), Palco ($ 160), Cancha ($ 75) y Golden ($ 300).

En la cancha del estadio se instalarán cuatro rampas para la salida. 450 personas trabajarán en la seguridad interna, que contará con bomberos y miembros de la Defensa civil y Cruz Roja. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP