Reducir aranceles sí, aumentar tramitología no

- 18 de agosto de 2019 - 00:00

El Gobierno comunicó la reducción de aranceles al calzado deportivo e implementos deportivos como cascos, pelotas, bicicletas, etc.. Esta medida resulta positiva debido al exceso de aranceles que soporta la economía. Sin embargo, no es exactamente una reducción de aranceles sino un régimen especial de importación. Los importadores deben solicitar estos beneficios a través de un largo proceso burocrático.

De acuerdo a la resolución, para acceder al beneficio se debe 1) llenar un formulario por cada importación que realice, 2) presentar un catálogo de productos, 3) presentar una declaración juramentada de no traer otro tipo de calzado, 4) presentar más pruebas, fichas técnicas y 5) certificados que validen los productos importados como beneficiarios. Sin estos trámites se pagará el arancel tradicional del 40%.

Toda la documentación antes mencionada debe ser analizada y verificada por la Secretaría del Deporte. Esta será la encargada de emitir el “Certificado para la importación de calzados e implementos deportivos especializados”, que debe ser renovado cada 6 meses y adjuntado en la declaración aduanera para obtener el beneficio. Además, surgen interrogantes sobre cómo se determinarán los parámetros para definir qué es un zapato deportivo y qué no, quién lo decidirá, con base en qué criterios, etc.

Ecuador es un país con demasiados trámites. Durante años, la Cámara de Comercio de Guayaquil ha denunciado la cantidad excesiva de trámites impuesta por las instituciones públicas. Si bien, esta nueva resolución es positiva, viene acompañada de un exceso de tramitología. El Gobierno debe eliminar o reducir los aranceles sin poner condiciones que desincentiven el comercio y la competencia. (O)

Cámara de Comercio de Guayaquil