Servicio de Metrovía

03 de mayo de 2011 - 00:00

Sr. Director

Diario El Telégrafo

Por su intermedio quiero hacer llegar esta inquietud a los señores de la Metrovía.
Señores de la Metrovía, los usuarios esperamos que puedan regular de mejor manera la frecuencia de los vehículos, ya que en ciertas horas del día y de la noche resulta imposible  abordarlos, más aún para las damas, los niños y personas de la tercera edad.
El motivo es que las unidades suelen pasar sumamente llenas, donde no cabe ni un alfiler, peor una persona. Sabemos que estos problemas se dan en las horas denominadas “pico”, cuando los usuarios vamos o salimos de los trabajos. No es que reneguemos del servicio, pero sí pedimos que hagan una mejor disposición del número de vehículos para cuando más se los necesita.
No es dable que debamos esperar el paso de 10 ó 12 carros articulados y que no podamos embarcarnos. Esa espera nos causa desesperación y, cuando logramos subirnos, al ir sumamente apretados somos presa fácil de los amigos de lo ajeno, que hacen su agosto en cualquier día en horas pico.

La llegada a los trabajos es clave, para evitar retrasos y multas; igualmente  a la salida todos queremos llegar lo más pronto a casa, pero  suele ser muy dificultoso.


Atentamente,

María Rosa Suárez
Cdla. Sauces 3, Guayaquil