“Cojuda, acepta mi halago”, obra de arte que genera conciencia

- 19 de agosto de 2019 - 00:00

Asistir al conversatorio en el Museo Municipal de Guayaquil con la artista guayaquileña Diana Gardeneira, ganadora del Salón de Julio, con su obra “Cojuda, acepta mi halago”, me hizo pensar que el arte tiene fuertes mensajes que nuestra sociedad necesita recibir y que las instituciones educativas deben aprovechar para enseñar a las nuevas generaciones.

La obra es un llamado de atención sobre la violencia de género y el acoso callejero que viven las mujeres. El nombre nació por una encuesta que la artista realizó años atrás, cuando de forma anónima varias mujeres víctimas de acoso en la calle expresaron todos los insultos que han recibido por parte de los hombres.

La creación de Diana está hecha con pintura digital y acrílica, con telas de tapizar muebles, vestidos, manteles y cortinas. Los colores que escogió son los que más le llamaron la atención, cambiando cada uno, al igual que una mujer combina su ropa.

“Cojuda, acepta mi halago” es esa armadura de ropa, por más que esta sea gruesa y de pies a cabeza el acoso hacia la mujer no deja de existir. ¿Por qué creen que el problema radica en la ropa y no en el machismo? Somos conscientes (o la gran mayoría) de que la educación en el hogar es clave, pero si en las escuelas y colegios formaran espacios para  hablar de estos temas importantes, una mejor generación se formaría y el acoso y la violencia contra la mujer disminuiría.

Aunque en Guayaquil no se viva la cultura como en otras ciudades de Ecuador, eso puede cambiar con el tiempo y con la importancia que le pongan las autoridades.

El mensaje de Diana es esa semilla para construir una mejor sociedad y que todos deberían conocer, no solo por ser la sexta mujer en ganar el Salón de Julio en 60 años, sino que esto nos demuestra que aún no hay igualdad. (O)

Samantha Jijón Gagliardo. - @SamiGagli