Cartas al Director

06 de noviembre de 2011 - 00:00

Escribo esta carta sumamente conmovida, después de haber visto en un cine del norte de la ciudad la película “Mi corazón en Yambo”, de Fernanda Restrepo, en una sala llena de personas jóvenes, lo que me hizo pensar que en la ciudad sí hay interés por conocer las historias de nuestro pasado.

Ya decía el documentalista chileno Patricio Guzmán que un país sin cine documental es como una país sin álbum de fotos. Creo que con este trabajo se llena una página importante de nuestro álbum, que ya tiene en su catálogo documental trabajos importantes como “Abuelos”, de Carla Valencia; y “Five ways to Darío”, de Darío Aguirre; entre los que he podido ver.

Es importante que las salas comerciales sigan apoyando y proyectando estas iniciativas que reviven episodios dramáticos de nuestro pasado, ya que esta historia nos recuerda lo peligroso de los crímenes perpetuados por las manos que, entre comillas, vigilan nuestra seguridad.

Alejandra Lima, Guayaquil