Autoridades universitarias

- 02 de noviembre de 2018 - 00:00

En las próximas semanas la alma mater en la educación superior, la Universidad Central del Ecuador, elegirá a sus máximas autoridades para que la conduzcan en el próximo quinquenio.

Definitivamente existe un antes y un después en la Universidad Central, y no lo digo porque soy médico, pero es notoria la excelencia académica y más avances iniciados por el distinguido educador y hombre de cultura ecuménica como el doctor Edgar Samaniego Rojas cuando asumió el rectorado y mientras lo desempeñó exitosamente; posteriormente, de nuevo un médico con valores y virtudes igualmente destacados y destacables científica y humanísticamente continuará en el rectorado de la Universidad Central, como es el caso del doctor Fernando Sempértegui Ontaneda.

Hoy conocemos que existe la posibilidad de la reelección del doctor Sempértegui y definitivamente considero que debe continuar en el rectorado y culminar la magnífica labor. Qué bueno para la Universidad y la Academia que dos ilustres médicos la hayan cambiado para bien en los últimos años. Aún falta mayor involucramiento en la realidad nacional, pero se avanza con buenas intenciones.

Dr. Fabián Guarderas Jijón