La región no tarda en debatir amenaza inglesa

19 de agosto de 2012 - 00:00

El asilo diplomático concedido por Ecuador al fundador de WikiLeaks, como era lógico, ha captado la atención mundial y dio inicio a una serie de debates sobre la libertad de expresión; sin embargo, en Latinoamérica también gana espacio y apoyo el rechazo a la amenaza hecha por Inglaterra a Ecuador de “asaltar” su embajada en Londres con el objetivo de arrestar al australiano.

Es así que el pasado jueves -el día en que se concedió el asilo y uno después de haber recibido la advertencia británica- el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño emplazó a la comunidad internacional, sobre todo a la latinoamericana, a repudiar este acto que fue catalogado como “colonialista” por parte de Londres.

La convocatoria de Patiño tuvo inmediata respuesta. Es así que en menos de 48 horas, la Organización de Estados Americanos (OEA) decidió convocar a los cancilleres de los países miembros a una sesión extraordinaria para el próximo viernes para analizar la “amenaza” inglesa. Sin embargo, este no fue el único escenario para que la diplomacia latinoamericana diera su respaldo a la decisión de Ecuador y criticar la postura británica.

La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, de paso por las islas Galápagos para participar de una cita de ministros de la costa del Pacífico, indicó que su país tiene muy claro el escenario: “Para Colombia es clarísimo: nosotros hemos sido muy respetuosos y hemos aplicado el derecho al asilo muchas veces. El asilo hay que respetarlo, esa es una decisión autónoma de cada país (...) Nosotros en eso no vamos a entrar a opinar absolutamente nada sobre la decisión que ha tomado el Ecuador, pero hay que tener claro que se debe respetar la Convención de Viena, creemos que (un país) no puede simplemente no cumplir con las disposiciones de esta normativa universal (...)  Las embajadas son inviolables ”, aseguró la diplomática. 

Por su parte, el canciller brasileño Antonio Patriota, en declaraciones para el diario O Globo, aseguró que su país defenderá la inviolabilidad de la embajada ecuatoriana en Londres durante la reunión de la Unasur a la que asistirá hoy en Guayaquil. “Nosotros nos solidarizamos con Ecuador, cuando se trata de defender la inviolabilidad de las instalaciones de representaciones diplomáticas en el exterior”, dijo el canciller.

Mientras que el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, afirmó ayer en Panamá que espera que en el “complicado” caso de Julian Assange se respete el principio internacional de la “inviolabilidad” de las embajadas. 

Iglesias, de visita de trabajo en Panamá, aclaró  que no tiene una “opinión formada” sobre “cómo se va a resolver” el caso de Assange, pero hizo énfasis en que “es importante que los países, a estas alturas, respeten la inviolabilidad de las misiones diplomáticas”. 

“La inviolabilidad de las embajadas es un tema que está en América Latina muy consolidada. A lo largo de muchos años hemos tenido ese principio muy respetado”, añadió Iglesias.

Más voces de respaldo

El premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel consideró que está justificado el temor por la vida de Julian Assange y calificó de “alarmante” que Gran Bretaña no acepte el asilo diplomático concedido por Ecuador. “El temor por la vida de Assange es justificado, ya que en Estados Unidos se ha hablado de un eventual enjuiciamiento en virtud de la Ley de Espionaje, la cual tiene pena de muerte”, sostuvo Pérez Esquivel.

El Nobel (1980) recordó que Ecuador consideró para tomar su decisión “la preocupación por la vida de Julian Assange, quien es perseguido políticamente por haber difundido información muy grave que puso en evidencia acciones criminales” de EE.UU. en Afganistán e Irán.

Según Pérez Esquivel, “resulta muy alarmante la reacción de tinte colonialista, del Reino Unido, al expresar que no aceptará la decisión de Ecuador respecto al asilo diplomático", concedido el jueves.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: