Ecuador, 12 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
César Montaño Galarza

Lecciones del pasado reciente

02 de junio de 2019

En la idea de consolidar la democracia, como nación estamos llamados a apreciar en la real dimensión, la experiencia política de los últimos años, de tal forma que podamos extraer de ello una serie de varias lecciones que al tiempo de advertirnos la existencia de prácticas que debemos evitar repetir, sugieren posibles salidas a los problemas complejos que ahora afrontamos; recordemos la crítica situación heredada del pasado reciente en los ámbitos político, moral, institucional, económico y social.

Un manejo soberbio y abusivo de la autoridad por el gobernante anterior dio mal ejemplo a personeros de todo nivel, muchos emulaban ferozmente a su líder, para congraciarse con él y contribuir a la vigencia del “proyecto” que como sabemos no tuvo nada de revolucionario, solo mucha propaganda. Las reglas para el funcionamiento estatal y el desempeño de la sociedad fueron arbitradas unilateralmente desde los cómodos e inalcanzables espacios de la burocracia las más de las veces ignorante de la realidad.

En suma, el poder de turno atropelló groseramente la ley y se tomó las instituciones para someterlas al interés del movimiento político, las usó para perseguir y censurar a los adversarios y para implantar la impunidad.

Ingentes recursos públicos fueron utilizados para esos propósitos. Un gobierno que se promocionó como progresista, degeneró en un régimen deleznable por dañino y sucio.

Solemos decir que la experiencia cuesta plata y vaya que estamos comprobándolo, lo que debe llevarnos a reaccionar para elegir políticos dignos, evitar la concentración del poder, exigir el manejo de la cosa pública con participación social, demandar respeto a leyes e instituciones, reclamar justicia, transparencia y derechos.

Si de esta experiencia colectiva reciente no asimilamos lecciones que impulsen buenas prácticas para seguir construyendo el país deseado, mereceremos volver a repetir los nefastos ciclos políticos que nos condenan al retraso. (O)  

Contenido externo patrocinado