Ecuador, 18 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo

España ratificó su favoritismo

10 de diciembre de 2011

El pasado fin de semana España consiguió ganar en el Estadio Olímpico de Sevilla su quinta Copa Davis, derrotando a Argentina por 3 a 1.

Como había escrito en el artículo anterior, los españoles eran favoritos, por varias razones: eran locales, se jugaba sobre cancha de arcilla, con casi todo el público a su favor -aunque los 3.000 hinchas argentinos hicieron sentir su presencia-, por historia, pues ya habían ganado el codiciado trofeo en cuatro ocasiones,  estaban invictos en las tres series disputadas anteriormente entre ambos, y por tener en sus filas a Rafael Nadal, número 2 del mundo y el mejor jugador de todos los tiempos en esta superficie, y a un número 2  como David Ferrer, quinto tenista del planeta y también un especialista en canchas lentas.

Como había señalado, el único punto donde veía a los argentinos ligeramente superiores, era en el partido de dobles.

Y a pesar de que en el tenis y especialmente en la Copa Davis el ranking, los antecedentes, la historia, muchas veces no cuentan y se dan resultados sorprendentes, se puede decir que esta vez prevaleció la lógica en todos los partidos.
Abrieron la serie Rafa Nadal y Juan Mónaco.

La designación de Mónaco por parte del capitán gaucho Modesto “Tito” Vázquez obedeció a una cuestión táctica que tenía como objetivo no desgastar a David Nalbandian, tenerlo descansado para el partido de dobles y hacerlo jugar singles el domingo contra Ferrer en caso de que la serie se decidiera en un quinto partido.

La estrategia revelaba que los albicelestes sabían que ninguno de los dos podía vencer a Rafa, y Nadal confirmó que no estaban equivocados, deshaciéndose cómodamente de un batallador Mónaco  que se vio ampliamente superado por 6-1, 6-1, 6-2, abriendo el camino de la victoria para los locales.

El segundo punto entre  Juan Martín Del Potro y Ferrer prácticamente decidía la serie, era el que los visitantes no se podían dar el lujo de perder, ya que de ser así, los ibéricos quedaban a un paso del título.

Del Potro entró a la cancha consciente de esto, y comenzó muy presionado, perdiendo el primer set  rápidamente. Luego en una gran recuperación gana los dos siguientes, pero pagó tributo al gran esfuerzo realizado, y es que jugar contra Ferrer es como jugar contra una pared, y con su velocidad de piernas y  consistencia desde el fondo de la cancha, poco a poco fue desgastando al gigante de Tandil, que debió ser atendido a causa de una  fatiga muscular en sus piernas y a pesar de que luchó hasta el final, cayó por 6-3 en el  quinto set, después de casi cinco horas de juego.

Ese resultado dejaba la serie casi decidida y  a los sudamericanos con la obligación de ganar el partido de dobles para mantenerse en la pelea.

Ellos aprovecharon muy bien que la pareja española hace algún tiempo que no pasa por un buen momento, a pesar de que en años anteriores dio puntos importantes para los ibéricos - incluyendo la final del 2008 cuando derrotaron a Agustín Calleri y Nalbandian-, en esta oportunidad  se presentaron muy nerviosos y erráticos y ofrecieron poca resistencia al mismo Nalbandian y Eduardo Schwank, este último demostró que es un gran doblista, que no le pesó la camiseta, que supo manejar bien la presión de jugar en su primera final de Copa Davis, y que se pudo entender muy bien con su más experimentado compañero, el contundente 6 -4, 6-2, 6-3, reflejó la superioridad de los visitantes y les dio una necesaria inyección anímica para los partidos del día domingo.

Del Potro saltó a la cancha muy suelto, a diferencia de Nadal a quien se lo notaba un poco tenso, sintiendo la responsabilidad de definir la serie, el argentino aprovechó esto y definió el primer set a su favor 6 a 1, pero la reacción del español no se hizo esperar y se llevó los dos siguientes por 6-4 y 6-1.

El cuarto fue de mucha intensidad, con los dos protagonistas dejando hasta la última gota de sudor en la cancha,  llegando a la definición en el tie -break,  donde el de Palma de Mallorca impuso su juego, dominó con su derecha y lo sentenció con un 7-0 rotundo, sumando el tercero y definitivo punto para su país, y mejorando su récord personal en singles en esta competencia a 20 - 1, por esa única derrota en Brno, República Checa, sobre cancha cubierta dura, en su debut frente a Jiri Novak en el 2004, impresionante.

Un duro golpe para Argentina, que no logra cumplir su meta de levantar la Copa Davis por primera vez ,y en especial para Del Potro, quien bañado en lágrimas era consolado por sus compañeros, en dos finales que disputó no consiguió ganar ningún partido, y para Nalbandian que ve que su sueño de ganar la Davis se vuelve cada vez más difícil.

La Copa Davis se queda en España  por quinta vez en  su historia, un logro increíble considerando que consiguieron su primer título apenas en el año 2000 , cuando el equipo integrado por el actual capitán Albert Costa, Juan Carlos Ferrero, Alex Corretja y Juan Balcells, derrotaron en el Palau Sant Jordi de Barcelona al poderoso equipo australiano liderado por Lleyton Hewitt y Patrick Rafter por 3 a 1.

Luego vendría la segunda corona, obtenida también en el Estadio Olímpico de Sevilla cuando Carlos Moyá y Rafael Nadal como singlistas y Juan Carlos Ferrero y Tommy Robredo en dobles vencen 3 a 2 al equipo estadounidense con Andy Roddick, Mardy Fish y Bob y Mike Bryan como pareja de dobles.

La tercera,  primera conseguida como visitantes, y sin Rafa en el equipo, llegó el 2008 en Mar del Plata, frente a  Del Potro, Nalbandian, José  Acasuso y Agustín Calleri, los héroes españoles fueron Feliciano López con su triunfo sobre Juan Martín el primer día, y Fernando Verdasco dando el punto de dobles junto a López, y el definitivo contra Acasuso en cinco sets, en esa ocasión Ferrer fue vencido por Nalbandian en el único punto ganado por los gauchos.

La cuarta la ganaron  otra vez en suelo catalán, nuevamente en el Palau Sant Jordi, con un categórico 5 a 0 sobre República Checa, con el mismo equipo que acaba de ganar la quinta, triunfo de Nadal en singles el primer día frente a Thomas Berdych sin ceder un solo set, y David Ferrer remontando una desventaja de dos sets a cero contra Radek Stepanek, y Verdasco y López cerrando la serie tres sets a cero contra Stepanek - Berdych.

El actual equipo español tiene muchos años por delante y podría conseguir más títulos en esta competencia; va a depender del nivel de compromiso de jugadores como Nadal, Ferrer, debido a lo cargado del calendario ATP, aunque en algunas eliminatorias se podrían dar un lujo que ningún país puede darse, y darles descanso, teniendo como alternativas a jugadores como Nicolás Almagro, actual # 10 ATP, Marcel Granollers, # 27 y además excelente jugador de dobles, Pablo Andújar ( # 46), Juan Carlos Ferrero, ex número 1 del mundo, actualmente # 50 , Tommy Robredo, quien llegó a ser # 5 y hoy es # 51, y varios tenistas más que en muchos países serían estrellas y titulares indiscutidos, pero que en la mayor potencia tenística mundial no encuentran cabida, además la producción de nuevos jugadores en España parece inagotable, por todas estas razones seguirá siendo el equipo a vencer en los próximos años.

Contenido externo patrocinado