Ecuador, 21 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Fernando López Parra

Burocracia

02 de diciembre de 2021

El concepto de burocracia ha sido estudiado de forma amplia en diversos campos del conocimiento y es innegable que la gran contribución sobre su comprensión fue realizada por el sociólogo alemán Max Weber. El fenómeno de la burocracia no solo es parte de la Administración pública, como por lo regular se ha señalado con sentido peyorativo, asociándolo sobre todo a papeleo y lentitud de los tramites que se realizan en las instituciones del Estado. También ha sido común en asociar el nombre de burócrata a los funcionarios que trabajan en cualquier institución del Estado.

Weber en su obra sobre la burocracia estudia el proceso de racionalización en el paso de la Edad Media a la Moderna. El desencanto del mundo, basado en el cálculo utilitario de todo lo que necesita o no para vivir el ser humano, se traduce en que las relaciones sociales solo tienen una razón instrumenta legal; es decir, que desaparece en las relaciones humanas la tradición y el intercambio sin fines monetarios. Precisamente en ese intercambio aparece la burocracia, para mediar, mediante la técnica, el conjunto de leyes y normas en las relaciones sociales y sobre todo entre el Estado y la sociedad.

La burocracia es un actor necesario en la modernidad del capitalismo, porque es un puente entre el poder y la sociedad, esta presente en todas las actividades de los Estados y también en las organizaciones privadas. Los trabajadores no solo acatan las normas y técnicas impartidas, también obedecen a intereses creados dentro de sus propios espacios de trabajo. Los funcionarios o los empleados privados, con el dominio de los procedimientos y la normativa legal, se convierten en un poder muy decisivo en los Estados. 

Cualquier orden de los gobernantes pasa por el registro de los burócratas y pueden diluirse en sus escritorios y estas decisiones serán postergadas o modificadas de acuerdo con el criterio de los funcionarios. La burocracia es un potente espacio de poder que está estructurado para mantener el orden actual, además de crear normas, reglas, jerarquías y organizaciones de manera muy similar a empresas privadas. Las diferencias se presentan, en estas situaciones, solo para garantizar la reproducción del sistema y el equilibrio estructural para que el capital avance con la menor dificultad posible.

La burocracia es un actor que por lo regular pasa desapercibido para los líderes de las instituciones públicas y de las empresas. No obstante, es necesario ubicarla dentro de su verdadero nivel de importancia porque por lo general se da por hecho que las disposiciones funcionan de forma automática y vemos que no es así. Los países requieren de burocracias comprometidas y en alto grado consecuentes con los intereses de la sociedad, que es la que les sustenta.

En el caso de Latinoamérica, las burocracias tienen diferentes niveles de compromiso que están relacionados de forma directa con la capacidad técnica y profesional. Para ocupar cualquier cargo público es necesario que la persona que devenga en funcionaria comprenda la importancia de su trabajo para la sociedad y esto solo se puede hacer mediante capacitación y formación. Para el caso ecuatoriano, los funcionarios del Estado deberían realizar un proceso de capacitación mínima sobre qué es el servicio público y sus principales herramientas. Y para ello existe el Instituto de Altos Estudios Nacionales, que es la universidad de posgrado del Estado, con la misión de formar a lo servidores públicos y es de gran ayuda para que los gobernantes decidan capacitar sus colaboradores, quienes forman parte de la burocracia del Estado.

Contenido externo patrocinado