Transportistas y Gobierno se reúnen para discutir subsidio de combustibles

Comisión conformada por representantes del sector de la transportación y autoridades del Gobierno iniciarán diálogos con el presidente Lasso.
14 de junio de 2021 11:32

Este lunes 14 de junio se inicia un nuevo diálogo sobre la focalización de subsidios a los combustibles. Cinco delegaciones de transportistas se reunirán con el presidente Guillermo Lasso a las 16:00 para iniciar las conversaciones.

Esta es la primera cita desde el 08 de junio, fecha en la que se acordó formar una comisión con los transportistas. Hasta el momento, se han planteado tarjetas inteligentes, compensaciones directas mediante facturas, entre otras alternativas. El incremento paulatino del precio del diésel y la crisis por el covid-19 se suman a los justificativos del transporte público para soluciones.

La propuesta del taxismo para la reunión establece, para mitigar el alza, la facturación con código QR para acceder a un cupo de gasolina subsidiada.

En el encuentro está previsto que se revise de manera técnica los temas que generan más interés en el gremio transportista. Por parte del Gobierno también estará presente el ministro de Transporte y Obras Públicas, Marcelo Cabrera. Los miembros de las comisiones representan al transporte urbano, taxismo, transporte pesado, interprovincial y liviano.

14 años de debate

Desde hace 14 años se debate en el Ecuador sobre una salida al subsidio de los derivados. En 2007, la Organización Latinoamericana de Energía (Olade) planteó al Gobierno de ese entonces la eliminación del subsidio y compensar directamente a las personas con un aporte económico a través de la planilla de luz.

En el gobierno de Rafael Correa no se aplicó la recomendación de la Olade. En su lugar, en 2014, se lanzó el plan para reemplazar las cocinas a gas por las de inducción para que los hogares usaran electricidad para cocinar y en 2018 eliminar el subsidio al gas. Sin embargo, esto no ocurrió y el plan de inducción se desmanteló.

También se pensó en mecanismos  dirigidos al transporte para focalizar los subsidios y evitar que el alza se traslade a los pasajeros. En este sentido, el gobierno de Lenín Moreno subió la gasolina Extra de $1,48 a $1,85.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) advertía en julio de 2019 que la subvención a los derivados beneficiaba a los hogares más ricos y proyectaba que su eliminación generaría ahorros de $2.300 millones al año. Para lo cual, planteó dos medidas: subir el bono de desarrollo a $50 y ampliar la base de beneficiarios, y sugirió dar vales para canjearlos por un cilindro de gas al mes.

El gobierno de Moreno también empezó un estudio, con apoyo del Banco Mundial, para diseñar mecanismos de focalización. Estaba previsto que el estudio tomara un año, pero antes de que termine, en octubre del 2019, Moreno decretó una eliminación total de los subsidios al combustible. Como compensación, el bono subiría a $20.La decisión desató manifestaciones que terminaron con la derogatoria de la medida a los 13 días.

Luego se emitió el Decreto 894 que dispuso la elaboración de una política de focalización. Se habló de censar los vehículos rurales, pero tampoco se llevó a cabo. En mayo de 2020, Moreno puso en puso en marcha un sistema de ajuste progresivo. Desde entonces, el precio del diésel subió un 52% y el Extra en un 19%.

Contenido externo patrocinado