La hazaña que será recordada: Elia Liut a bordo de El Telégrafo en el primer vuelo sobre los Andes

Elia Liut Giusti logra cruzar los Andes con las limitaciones de aquella época; en una aeronave monomotor, sin instrumentos y radioayudas.
13 de octubre de 2020 06:00

El 04 de noviembre de 2020 se celebrarán cien años del primer vuelo realizado sobre los Andes ecuatorianos, fecha en la que el aviador italiano Elia Liut Giusti, con el auspicio del diario El Telégrafo, logró una hazaña: el arribo de la aeronave “El Telégrafo I” desde la ciudad de Guayaquil hasta la ciudad de Cuenca, materializándose así  una auténtica proeza. Diario El Telégrafo conversó con el piloto Bryan Miranda Cartagena, quien hará el raid de Eliat Liut para recordar este importante acontecimiento. 

1. ¿Cuál es la importancia histórica de los años del primer vuelo sobre los Andes ecuatorianos, con Elia Liut y el auspicio del diario El Telégrafo?

El primer vuelo sobre los Andes ecuatorianos, rompe todos los paradigmas y lo conocido hasta ese momento, si bien antes de que se efectúe el vuelo hacia Cuenca con el avión “El Telégrafo I”, ya teníamos dos pioneros importantes en la Aviación Ecuatoriana; como Cosme Rennella y Pedro Traversari, sin embargo Elia Liut Giusti logra cruzar los Andes con las limitaciones de aquella época; en una aeronave monomotor, sin instrumentos y radioayudas que faciliten la navegación aérea, sin reportes meteorológicos y tampoco con la ayuda de una torre de control, de hecho hasta sin campos de aviación, que así se conocían al inicio a las pistas de aterrizaje de los primeros aeródromos, los mismos que eran espacios improvisados que se adecuaban para la llegada y despegue de la aeronave.

A partir del primer vuelo Guayaquil-Cuenca, auspiciado por Abel Castillo, dueño del diario El Telégrafo, se crea por primera vez la correspondencia aérea en el país, llevando los ejemplares de este periódico hacia Cuenca, Riobamba, Quito y Tulcán. Esta misma aeronave logró llegar hasta Cali en Colombia, estableciéndose como el primer vuelo internacional entre estos dos países.

Todo esto gracias al aporte del dueño del diario El Telégrafo, quien tomó la gran decisión de comprar el avión e inclusive donarlo para la formación de la primera escuela de Aviación del país. 

2. ¿Por qué hacer un raid sobre ese primer vuelo en 2020? 

No podríamos dejar pasar Cien años de Aviación en el país, como una fecha más. Ahora el proyecto no solamente tiene el mensaje de rescatar la historia, de fomentar la aviación e incentivar el turismo, sino que también queremos levantar los ánimos en esta nueva realidad, integrando a las tres regiones del Ecuador. 

3. Este proyecto utilizará tres aviones. ¿Por qué? 

Tenemos planificado utilizar para toda el raid una aeronave Cessna 172 (T-41), sobrepotenciada de la Escuela Ecuatoriana de Aviación, la misma que cuenta con las capacidades técnicas para poder realizar todos los trayectos programados. En el tramo Guayaquil–Cuenca, se sumarán el piloto Juan Rodríguez, dueño de un avión biplano, con características similares al avión Telégrafo I, además lo acompañarán los pilotos de aviones ultraligeros; Jorge Anhalzer, Santiago Martínez y Jaime Arteaga, cada uno en sus respectivas aeronaves.

4. Son siete días, es un raid un poco largo. ¿Qué consideraciones te tomaron para establecer ese número de días? 

Al ser una actividad aérea, estamos sujetos a las condiciones climáticas y es preferible realizarlo de tal manera que nos permita llegar a los destinos planificados de forma organizada y segura. Brindando también a las diferentes ciudades que forman parte de esta travesía, la debida importancia y participación.

5. Hay cuatro eventos principales: en Latacunga, Guayaquil, Cuenca y Quito. ¿Cuál es el más importante y por qué? 

Cada uno tiene su significado, por ejemplo en Latacunga se realizará la inauguración de este raid, en Guayaquil esperamos contar con la participación de los representantes de la Ciudad, considerando a esta ciudad como cuna de la aviación ecuatoriana.

Cuenca no puede faltar como protagonista principal de estos 100 años y en Quito estamos trabajando para realizar un acto simbólico, en agradecimiento a los familiares de Elia Liut y Abel Castillo.

6. También hay siete eventos simbólicos. Por favor, ¿explique las razones simbólicas de esos eventos? 

Algunas de estas ciudades, también fueron visitadas por Elia Liut hace cien años y ahora estamos integrando a las tres regiones del país, por este motivo es importante realizar estos eventos simbólicos ya que desconocemos si esto se realizará en un año, en cinco o en cien años.

7. Sobre el presupuesto: ¿cuánto cuesta este proyecto y tiene alguna ayuda financiera? 

Hemos tocado algunas puertas para poder realizarlo, pero debido a la pandemia, pocas son las empresas que están en condiciones de aportar económicamente y hemos logrado cubrir los costos principales, que son las horas de vuelo y algunos alojamientos.

8. El piloto fue el italiano Elia Liut. Usted tiene el apoyo de la embajada italiana en este proyecto. ¿Hechos como esos unen a los pueblos del mundo? 

No solamente Elia Liut fue el único piloto italiano, también Cosme Rennella y Pedro Traversari fueron de descendencia italiana, el aporte de Italia en el desarrollo de la Aviación Ecuatoriana fue muy importante ya que los pilotos mencionados aprendieron a volar en Italia y los primeros instructores de la Escuela de Aviación en Ecuador, fueron también italianos.

Ahora se repite la Historia después de cien años, participando en esta iniciativa la Embajada de Italia, pero con pilotos ecuatorianos.

9. ¿Qué papel jugó y juega hasta hoy el Diario El Telégrafo en este tema? 

El nombre de El Telégrafo estará siempre presente en la historia de la aviación ecuatoriana, desde el inicio de este proyecto pensamos en que se integren en esta iniciativa y ahora queremos replicar la entrega de correspondencia aérea en este centenario, con algo especial, pero eso será otra sorpresa…