El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.5/May/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Niñas abandonadas en el muro de EE.UU. se reintegraron con su familia

Según sus familiares, las niñas partieron de su comunidad el pasado 26 de marzo.
19 de abril de 2021 19:33

Este lunes 19 de abril, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana informó que las niñas ecuatorianas de tres y cinco años, que fueron abandonadas por traficantes de personas en la frontera entre Estados Unidos y México, llegaron a Ecuador y se encuentran con su familia.

“La cancillería ratifica su compromiso de continuar trabajando -en coordinación con las instituciones competentes- para la prevención de la migración riesgosa de ciudadanos ecuatorianos, especialmente de niños, niñas y adolescentes”, resaltó la Cancillería en un comunicado.

Sobre la migración

Las niñas son parte de la comunidad de Jaboncillo, en Loja. Ellas migraron para reencontrarse con sus padres. Su madre había migrado hace un año siguiendo a su esposo -el padre de las niñas- qué también abandonó el país hace dos años.

Según información de sus pobladores, las menores partieron de su comunidad el pasado 26 de marzo de 2021, en compañía de su abuela y un tío.

En un automóvil, se dirigieron a Latacunga para viajar en avión hacia México.

En el país centroamericano, las niñas fueron entregadas a coyoteros. Tal suceso ocurrió el pasado 30 de marzo de 2021. Los coyoteros las lanzaron desde el muro que divide la frontera entre Estados Unidos y México. La altura era de aproximadamente cuatro metros.

Según el abuelo de las niñas, que brindó declaraciones a la cadena televisiva internacional Telemundo, la familia paterna de las niñas temían ser juzgados por ayudar en la migración de las menores. Sin embargo, se defendió y afirmó que las acciones las tomaron para evitar que tanto las niñas como sus padres sigan sufriendo por estar separados.

El adulto solicitó, por medio de su testimonio, que el gobierno estadounidense ayuden a la reunificación familiar. Desde el sábado están con sus progenitores, que residen en Nueva York.