Cámara de Comercio de Quito pide que se revea restricción vehicular y toque de queda

Para el gremio, la restricción presiona al transporte público y genera aglomeraciones innecesarias.
22 de diciembre de 2020 15:59

Una petición para que se desista de la aplicación de la restricción vehicular y el toque de queda para el 24 y 31 de diciembre, solicitó la Cámara de Comercio de Quito, mediante un comunicado dirigido a las autoridades.

Explica que la resolución del COE nacional y el decreto ejecutivo 1217 dejan dudas sobre la aplicación, consistencia y eficiencia de las medidas que buscan precautelar la salud de la ciudadanía.

Añade que el país atraviesa una crisis económica sin precedentes, que ha significado la pérdida de ingresos y miles de empleos en todo el país.

Las estimaciones de las venta en el sector privado, sin restricciones, para el mes de diciembre, eran de $ 1.500 millones; con las restricciones y toque de queda tendrían un impacto en la actividad privada incrementando la caída de las ventas en, al menos, $ 2.000 millones.

Según la Cámara, los sectores más afectados son alojamiento y restaurantes, que en el año han tenido una caída en sus ventas del 43%; y el comercio del 17%.

Recordó que, según estudios, la aplicación de restricciones solo presiona los sistemas de transporte público y genera aglomeraciones innecesarias; además que afecta la planificación y logísticas de las empresas y sus trabajadores, generando sobrecostos.

"Como Cámara de Comercio de Quito hemos visto el efecto negativo y el alto costo que ha tenido el cierre de locales, la informalidad y los sistemas públicos repletos para la ciudad", puntualiza el órgano gremial.

Finalmente sostuvo que es responsabilidad de las autoridades buscar medidas que generen un equilibrio entre el cuidado de la salud y la reactivación productiva del país. (I)

Contenido externo patrocinado