En el periodismo la “h” no es tan “muda” y sí “grita” por su buen uso

- 04 de noviembre de 2018 - 00:00

Según las normas ortográficas se escriben con “h” las formas verbales he, ha, has y han cuando van seguidas de la preposición de o un participio terminado en ado, ido, to, so y cho.

Esas fórmulas deben ser tomadas en cuenta por los periodistas, para evitar errores como el de la edición No. 364 del Cartón Piedra, que circuló con EL TELÉGRAFO el 26 de octubre.

El mal uso de la “h” se registra desde el índice, en la página 2. En un párrafo confuso se pone: “El premio Reina Sofía 2018 es para Rafael Cárdenas, un venezolano que ha dudar y reflexionar sobre la palabra”. Si la oración no está seguida de la preposición de o un participio terminado en ado, ido, to, so y cho, ¿por qué se escribió “ha dudar”?

Ese mal uso de la “h” no fue el único. En la página 3, en la Carta del Editor consta otro párrafo igual confuso, en la cita: “El peor error que he cometí en mi carrera ocurrió luego de dejarme convencer, en contra de mi intuición, de hacer algo que me costó mucho tiempo y una deuda de diez años”.

En el siguiente párrafo de ese mismo texto se emplea mal el plural y el singular al poner: “Unas horas antes de Coppola llegaron a Cuenca otro cineasta...”

Parafraseando con lo que dice la nota de la página 4 titulada: “Todo lo que ha pasado, pasa en un instante: a veces, un fantasma es un deseo”, vale decir que lo que en verdad da miedo “no es que tu madre esté loca y quiera envenenarte a ti y a todos tus hermanos pequeños en una macabra fiesta del té...”, sino que dan miedo los textos mal escritos, entre ellos, por el uso indebido de la “h”.

La verdadera “casa embrujada” para el lector son los textos mal escritos. A esos deben temer los periodistas, no a la supuesta madre asesina de Hill Hause, la obra adaptada en Netflix.

El periodista debe presentar textos limpios, solo así evitará, incluso, escribir mal los nombres, como ocurrió en la página 6: en el primer párrafo de la nota “Keira Knightley no deja que su hija vea las películas de Disney”, se hace constar que el apellido de la intérprete británica es Knightley, mientras que en el cuarto párrafo se pone “Knightley”.

Ojalá se tenga claro cuándo mismo se usa la h, para poder decir: El periodista “ha” escrito bien los textos y, gracias “a” (preposición) ello, “ha” (verbo) entregado un buen producto al lector”.

Si bien la “h” es una letra que no tiene sonido en español, no por ello deja de ser importante su buen uso, por lo que vale destacar que la h no es tan “muda” como creíamos. (O)

______________

Defensoría de las Audiencias, artículo 73 de la Ley de Comunicación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: