Sao Paulo elevó a 21 las muertes por fiebre amarilla

13 de enero de 2018 - 00:00
La fiebre amarilla causa dolor de cabeza, fiebre, pérdida de apetito, náuseas y dolores musculares, principalmente en la espalda.
Foto: EFE

El estado de Sao Paulo aumentó ayer de 13 a 21 el número de muertes como consecuencia de la fiebre amarilla desde enero de 2017 hasta el momento, aunque no especificó la cifra exacta de fallecidos en lo que va del año.

La Secretaría de Estado de Salud de Sao Paulo contabilizó en vísperas 13 óbitos por fiebre amarilla, pero aumentó la cifra tras una serie de muertes notificadas en el estado en las últimas semanas.

Desde 2017 Sao Paulo, el  más poblado de Brasil, ha registrado 40 casos autóctonos de fiebre amarilla silvestre, la cual es transmitida por mosquitos típicos de la selva de los géneros haemagogus y sabethes, que ataca principalmente a monos.

La fiebre amarilla urbana, sin embargo, es transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el vector del dengue, la zika y chikunguña, pero no hay registros de este tipo en Brasil desde 1942.

La Secretaría regional informó que entre julio de 2016 hasta ahora 617 monos tuvieron confirmación de fiebre amarilla tras el análisis del Instituto Adolfo Lutz. El 61,5% fue en la región paulista de Campinas (interior).

Los monos no transmiten la fiebre amarilla a los humanos, pero sí son hospederos del virus y pueden contagiar a las dos especies de mosquitos silvestres capaces de transmitir la enfermedad.

La fiebre amarilla provocó la muerte de 86 monos de la especie de bugio en el parque Horto Florestal, en la zona norte de Sao Paulo, el cual fue cerrado por las autoridades, pero lo reabrieron esta semana después de una intensificación de la vacunación de los vecinos.

El estado de Sao Paulo reforzó la inoculación y a partir del 3 de febrero iniciará una campaña para la aplicación de la vacuna “fraccionada”, que prevé que la dosis que antes era aplicada a una sola persona sea ahora suministrada a cuatro.

El Ministerio de Salud   declaró en agosto finalizada la emergencia  provocada por el brote de fiebre amarilla que afectó la región sureste y que provocó 261 muertes entre diciembre de 2016 y agosto de 2017. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: