La provincia de Bolívar construye sus vías con apoyo de la comunidad

- 19 de junio de 2017 - 00:00
Las Parroquias San Lorenzo y San Simón se conectan con el eje vial nacional mediante caminos asfaltados.
Foto: José Morán / El Telégrafo

El prefecto de la provincia, Ángel Vinicio Coloma, explica el método que le ha permitido asfaltar más de 220 km de carreteras. Las mingas son fundamentales.

La construcción, mantenimiento, asfaltado e incluso lastrado de vías es el principal pedido de la población de la provincia de Bolívar a las autoridades provinciales.

El prefecto de esa provincia andina, Ángel Vinicio Coloma, cuenta que en el último sondeo realizado en las comunidades de los siete cantones, el 95% de la población consideró que las carreteras y caminos vecinales son la prioridad.

Coloma reconoce que el problema de la provincia de Bolívar fue siempre la vialidad. Por ello, la primera acción de la Prefectura fue comprar 106 máquinas, entre tractores, motoniveladoras, excavadoras, rodillos, volquetas y tanqueros.

La provincia armó 12 equipos camineros completos, los que fueron distribuidos en las parroquias más pobladas de todos los cantones, además de un equipo caminero en la capital provincial, Guaranda.

El prefecto Coloma resalta que hasta hace tres años, las únicas vías asfaltadas de la provincia eran las administradas por el Estado central. Desde entonces y con la maquinaria adquirida se han asfaltado 220 kilómetros de caminos. Hasta finales de año la provincia contará con otros 180 kilómetros más. Coloma espera, hasta finales de su gestión, llegar a los 400 km de carpeta asfáltica.

Una vez que la temporada de lluvias terminó, el prefecto Coloma informa que la entidad que preside mantiene maquinaria trabajando en toda la provincia. “Las parroquias grandes cuentan con su equipo caminero propio, ya no tienen que venir acá a la Prefectura. Tienen la maquinaria en su lugar, para trabajar de acuerdo con sus necesidades”.

Efectivamente, Fabián Tualombo, presidente de la Junta Parroquial de San Simón, destaca que hasta finales de año tiene previsto conectar con accesos lastrados a todas las comunidades de la parroquia.

“Hasta ahora la vía a la comunidad Pachebrón necesita mayor cuidado, pero antes de que termine el año dejaremos los caminos expeditos”, comenta Tualombo.

El prefecto Ángel Coloma aplaude el esfuerzo y la participación de la gente que trabaja de la mano con la Prefectura. “La ciudadanía ha colaborado en proyectos de infraestructura como puentes, ellos organizan mingas y eso baja los costos, por eso hemos avanzado”, sostiene.

Holguer Armijos, presidente de la Junta Parroquial de San Lorenzo, un sector con más de 3.000 habitantes, confirma que efectivamente su comunidad a través de migas colabora con el retiro de escombros, colocación de tuberías y con alimentación para los trabajadores.

Armijos enumera varias comunidades que aún necesitan atención prioritaria en materia vial. “Canduya, Pishingüirí, Amapola, Sauce Alto y Sauce Bajo tienen carreteras que queremos dejarlas listas durante este verano”, comenta.

63 puentes en tres años

La colaboración de la ciudadanía ha permitido que Bolívar construya 63 puentes de hormigón armado en los últimos años. En todos los casos las mingas han sido fundamentales.

“Antes envidiábamos sanamente a las provincias vecinas por su progreso en infraestructura vial, pero hoy nuestra gente ha levantado incluso el autoestima al tener caminos de primer orden”, expresa el prefecto Ángel Coloma.

Los lugares turísticos han tenido prioridad en el asfaltado de carreteras. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: