Israel cerrará su centro de retención y expulsará a migrantes irregulares

- 19 de Noviembre de 2017 - 13:34
El primer ministro, Benjamin Netanyahu, anunció un acuerdo para expulsar a 40.000 migrantes africanos.
AFP

Israel aprobó el domingo el cierre de su centro de retención para migrantes, mientras que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, anunció un acuerdo para expulsar a 40.000 migrantes africanos que entraron irregularmente al país.

El gobierno aprobó por unanimidad el cierre del centro Holot (sur) y dio a los migrantes a un plazo de tres meses para abandonar el país, so pena de ser expulsados, indicaron los ministros de Interior y de Seguridad Pública.

Según cifras oficiales de finales de junio, 38.043 migrantes africanos, 27.494 de los cuales, eritreos y 7.869, sudaneses, se encontraban ilegalmente en Israel.

En declaraciones realizadas antes de la votación, Netanyahu apuntó que tras haber construido un muro en la frontera egipcia y expulsado a unos 20.000 migrantes africanos mediante acuerdos con terceros países, Israel había alcanzado una tercera etapa: "la expulsión acelerada".

"Esta expulsión tuvo lugar gracias a un acuerdo internacional que cerré el domingo", dijo en una reunión semanal de su gabinete.

"Esto nos permitirá cerrar Holot", añadió, refiriéndose al centro de retención situado en el desierto de Neguev, que puede acoger hasta 1.200 migrantes.

Antes de la votación, el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, declaró que Holot se había convertido en "un hotel" para migrantes en situación irregular "a cuenta de los contribuyentes que no anima a su salida" y que cuesta 240 millones de séqueles (unos 58 millones de euros) al año.

En Twitter, Erdan indicó que el cierre de Holot venía condicionado por la posibilidad de expulsar a los migrantes "a un país tercero", aunque ni él ni Netanyahu precisaron de qué país se trataba. (I)