7.000 automotores circularán por hora en la estructura, según la ATM

El alcalde Nebot defendió proceso de contratación del puente

- 27 de abril de 2017 - 00:00
El paso elevado es conformado por una estructura metálica con resistencia sísmica de hasta 7 grados en la escala de Richter.
Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO

La obra fue inaugurada ayer luego de más de un año de espera. Solo el estudio técnico para determinar las condiciones de la estructura demoró 6 meses.

A las 11:20, aproximadamente, ayer quedó abierto al tránsito el nuevo paso elevado de la Avenida de las Américas, el cual reemplaza la estructura que colapsó en el terremoto del 16 de abril de 2016.

Tras un año y 10 días del suceso, la obra fue entregada por el Municipio de Guayaquil. El alcalde Jaime Nebot, durante la inauguración, defendió el proceso de contratación de los trabajos.

Hace una semana, el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) cuestionó las demoras presentadas en la contratación y construcción del puente porque el Cabildo no realizó el procedimiento acorde a la emergencia.

La Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública permite, en el artículo 6, la contratación inmediata -sin necesidad de  un proceso de licitación- de las obras necesarias para solucionar problemas presentados por “accidentes, terremotos, inundaciones, sequías, grave conmoción interna, inminente agresión externa, guerra internacional, catástrofes naturales y otras que provengan de fuerza mayor o caso fortuito”.

Sin embargo, la Alcaldía se tomó 6 meses para realizar un estudio técnico que estableciera las condiciones del nuevo paso elevado. Una vez que terminó la investigación, convocó a concurso y adjudicó la obra al consorcio Paso Avenida de las Américas (conformado por Nobahorm Constructora Noboa y Metales Inyectados -Metain-).

Nebot enfatizó que el proceso fue necesario para desarrollar una solución vial acorde con las necesidades viales actuales. “Porque alguna diferencia debe haber entre 1982 cuando se hizo el paso elevado antiguo y el año 2016”. Indicó que el consorcio Paso Avenida de las Américas tenía la experiencia para hacer la obra. Pero el informe del Sercop señala que a Metain -una de las partes- no se le ha podido comprobar “la experiencia previa en construcción y reconstrucción de pasos elevados”.

Además, Nobahorm Constructora Noboa no constaba entre los oferentes iniciales convocados por el Municipio. El plazo dado para la entrega de la estructura fue de 120 días, el cual concluyó en enero.

Nebot justificó el atraso porque en las etapas finales de los trabajos había que elegir entre un cierre total de la Avenida de las Américas para concluir en la fecha establecida o un cierre parcial de la vía que implicaba hacer los trabajos solo en la noche y, consecuentemente, establecer las prórrogas necesarias. “Con el cierre total, ni la Metrovía hubiese podido pasar, el embotellamiento hubiese sido muy grave”. En el sitio permanecerán 15 agentes de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) para coordinar el flujo vehicular, informó Luis Lalama, funcionario de la institución.

Los miembros de la ATM estarán ubicados en el ingreso y salida del paso elevado por donde circularán 7.000 automotores por hora.

Lalama espera que se alivie la carga vehicular en la Avenida de las Américas. Adicionalmente, el carril de la Metrovía vuelve a ser de uso exclusivo del sistema. (I)

DATOS

En abril de 2016, el alcalde Jaime Nebot anunció que el nuevo puente en la Av. de las Américas será metálico y ofreció entregarlo en seis meses.

En septiembre de 2016, el Municipio de Guayaquil recién firmó el contrato con el consorcio Paso Avenida de las Américas. El plazo establecido para la entrega de la obra fue de 120 días.

Desde enero de 2017 la contratista solicitó dos prórrogas para concluir la estructura.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: