LA CIUDAD ES PIONERA EN LA REGIÓN AMAZÓNICA

La región se proyecta como la principal productora de paiche a escala nacional

| 26 de Agosto de 2017 - 00:00
Nelson Ortega, técnico de la empresa Peces Tropicales de Lago Agrio.
FOTO: Foto: EL TELÉGRAFO

La capital de Sucumbíos destaca en la Amazonía como una de las principales productoras de paiche, y a futuro no descarta convertirse en pionera a escala nacional. Así lo explicó Nelson Ortega, técnico de la empresa Peces Tropicales de Lago Agrio.

“Si bien en la región somos precursores de peces tradicionales de agua dulce, como trucha y tilapia, actualmente existe sobreexplotación de los mismos. Por ello es necesario diversificar el sector con especies introducidas recientemente, como el paiche, lo cual se debe a su delicadeza y largo tiempo de maduración”, señaló.

El experto explicó también que la sobreproducción de trucha y tilapia se puede apreciar en los menús de hoteles, restaurantes y cadenas de catering, en los que predominan especialidades gastronómicas preparadas con estos peces. A fin de contrarrestar la problemática, autoridades, empresarios y  piscicultores se proyectan a alcanzar la excelencia en la calidad de la carne de arapaima, como también se conoce al paiche, y abrir nuevos mercados.

Peces Tropicales es una de las pocas empresas en el país certificadas, hasta el momento, por el Ministerio de Acuacultura y Pesca para la crianza y reproducción técnica del paiche. Las características topográficas, reservas hídricas, sistemas lacustres, ríos y condiciones climáticas de Sucumbíos, entre otros aspectos, son ideales para el cuidado de este pez, considerado una especie delicada.

“Si bien por un lado el arapaima es uno de los peces más grandes y llamativos de los ríos, es a la vez muy delicado. Se estima que de 100 alevines que nacen en cautiverio solo 20 sobreviven, pues se trata de un animal que se alimenta de especies acuáticas pequeñas, y en cautiverio es demorado el proceso de adaptación y alimentación con balanceados”, comentó Henry Fernández, piscicultor local.

El arapaima no es desconocido para casi nadie en la Amazonía, sin embargo criarla en cautiverio es una idea que hasta hace dos décadas parecía descabellada. Desde 1995 pocos piscicultores de Lago Agrio apostaron por su producción y lograron exitosamente adaptarlo a las piscinas. Por tal motivo día a día es importante mejorar las condiciones de reproducción y alimentación del paiche. El ciclo de producción del pez es 24 meses. En este lapso los alevines adquieren la madurez necesaria para faenarlos y obtener filetes de un kilo. Esta cantidad de carne está valorada en $ 11. (I)