Sábado, 19 Agosto 2017 00:00 Regional Centro

Hasta el momento cuenca encabeza la lista de ciudades ecuatorianas con este sistema, seguido de Guayaquil

Ambato, cada vez más cerca de la caja común en el servicio de transporte

El parque automotor ambateño es el más moderno del país. Si bien en otras urbes la antigüedad para buses es 15 años, en Ambato no superan una década.
El parque automotor ambateño es el más moderno del país. Si bien en otras urbes la antigüedad para buses es 15 años, en Ambato no superan una década. Foto: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

De las cinco cooperativas que operan en la urbe, cuatro son monitoreadas con GPS, tienen unidades modernas y contadores de pasajeros. Tras dos años del alza en la tarifa, el servicio ha mejorado.

Redacción Regional Centro

Ambato.-

En mayo pasado se cumplieron dos años del incremento en la tarifa de transporte urbano de Ambato. El pasaje subió de $ 0,25 a $ 0,30 con la condición de una mejoría en el servicio de buses, y como una medida previa a la implementación de la caja común.

Este proyecto contempla la unificación de la recaudación diaria de cada cooperativa, y el posterior reparto equilibrado entre todos los socios de las operadoras. Otro de sus objetivos es optimizar el cumplimiento efectivo de rutas y frecuencias de los autobuses.

Hasta el momento Cuenca encabeza la lista de ciudades ecuatorianas en las que ya se aplica la caja común, seguida de Guayaquil, donde algunas empresas implementaron este mecanismo desde hace varios años, y Atuntaqui, cantón imbabureño en el que desde enero de 2015 rige este sistema.

Si bien en enero del año pasado el alcalde de Ambato Luis Amoroso  inauguró la plataforma informática para el control operativo de la caja común, el proceso aún no se completa. Así lo informó Washington Núñez, líder de la Asociación de Transporte Urbano de Tungurahua.

“Cinco operadoras de transporte de Ambato conforman este gremio, es decir las empresas Jerpazsol, Unión Ambateña, Tungurahua, vía Flores y Libertadores. En cuatro ya se han instalado los sistemas tecnológicos y aplicado las recomendaciones requeridas para el proyecto, es decir los contadores de pasajeros, mecanismo de rastreo GPS, videovigilancia, habilitación de las salidas por las puertas medias y traseras, y la adquisición de modernas unidades”, explicó Núñez.

Por tal razón, según el líder gremial, la aplicación de la caja común en la urbe solo depende de que la compañía de transporte restante siga el ejemplo de sus similares.
“Todo depende de la agilidad con la que esta operadora aplique estas medidas y así pasaríamos a formar parte de la lista de ciudades del país en tener este moderno, ágil y práctico sistema de cobro, reparto proporcional de utilidades y optimización de las rutas y frecuencias del área urbana”, agregó Núñez.

Los contadores de pasajeros han sido instalados en todas las unidades de cuatro de las cinco operadoras de transporte en Ambato, al igual que el sistema de monitoreo por GPS.

De momento el proyecto cuenta con la aprobación de la mayoría de choferes y propietarios de unidades de transporte de la ciudad. Juan Prado es uno de ellos. Conductor de autobuses desde su adolescencia, este ambateño de 56 años enfatiza en la importancia de la colaboración de la ciudadanía y seguimiento del tema por parte de las autoridades.

“El acompañamiento de los concejales de la Comisión Municipal de Tránsito y Transporte ha sido clave para conseguir los avances que tenemos, entre ellos la renovación del parque automotor. Mientras en otras capitales provinciales la antigüedad máxima para autobuses es de 15 años, en Ambato las unidades más viejas no tienen  más de una década de uso; esto supone una mejor presentación y menos contaminación”, dijo Prado.

Como él, Roberto Vásconez, propietario y conductor de un autobús urbano, considera significativos  los esfuerzos municipales recientes para acelerar el proceso de aplicación de la caja común en la capital tungurahuense.

Paradas inteligentes

Uno de ellos es la instalación de las paradas inteligentes en diferentes puntos de la ciudad. Hasta el momento se han adecuado 25 de estas infraestructuras en la avenida Atahualpa, Colombia, Unidad Nacional y Luis Pasteur y 12 de Noviembre, entre otros sectores, las cuales fueron adecuadas por la empresa local Letra Sigma.

Estos espacios cuentan con servicios de internet inalámbrico gratuito, tomas de corriente para carga de dispositivos como celulares móviles, tablets o laptops, datos turísticos de la ciudad, pantallas leds en las que se informa líneas y paradas de servicio de transporte urbano, entre otros servicios.

Según Letra Sigma alrededor de  doscientas personas se conectan cada día a la red wifi en cada parada. Desde noviembre pasado hasta la presente fecha, 12.526 usuarios han utilizado este servicio a través de equipos electrónicos.

El proyecto de las paradas inteligentes costó al municipio ambateño $ 450 mil. Otro de los esfuerzos de la dirección municipal de tránsito previa la aplicación de la caja común, es la reorganización y colocación de nueva nomenclatura en las  unidades de transporte.

“La renovada lista de destinos de cada autobús, identificada con número y color, fue instalada en las cinco cooperativas hace dos años y las rutas fueron reajustadas por la dirección municipal de tránsito con el propósito de distribuir mejor el trabajo de cada línea y ampliar el servicio en nuevas zonas de la urbe”, señaló Fernanda Villacís, conductora de una operadora local.

Al igual que ella sus más de 350 colegas choferes de la ciudad esperan una favorable respuesta de los usuarios cuando ya se aplique la caja común. (I)

Las paradas inteligentes tienen tomas de corriente, sistema inalámbrico de internet, datos turísticos e información sobre rutas de transporte urbano. Foto: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense