Concha Acústica de la Villaflora reunirá a 17 bandas

26 de diciembre de 2013 - 00:00

Con un antecedente remontado al 11 de marzo de 1972, fecha en la que se realizó el primer concierto de rock en la concha acústica de la Villaflora, con el nombre de Festival de Música Moderna, sumado a un proceso sostenido desde 1987, año desde el cual cada 31 de diciembre se realiza este festival dedicado al rock ecuatoriano, llega la edición 2013 del Festival Concha Acústica de la Villaflora.

Según indica Pablo Rodríguez, gestor cultural y miembro de ‘Al Sur del Cielo’, empresa encargada de la organización del evento, esta edición será muy especial porque se hará el lanzamiento oficial de ‘Antología del Rock Ecuatoriano’, disco que forma parte de Antología Musical Ecuatoriana, proyecto del Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador.

“El objetivo de este lanzamiento es promocionar la fecha exacta en la cual saldrá a la venta el disco, que será en enero, a nivel nacional con diario El Telégrafo, a un costo de $ 3.50. La idea es que salgan 10 mil discos a la venta. Las 16 canciones que se incluyen en el álbum se grabaron con un sonido de última tecnología y una excelente producción”, aclara Rodríguez.

En dicho álbum, participan 16 bandas representativas de la escena nacional, de las cuales 13 conforman el cartel de este año: Mozarella, Basca, Demolición, Luna Llena, Tarkus, Ramiro Acosta, Muscaria, Cry, Necrofobia, Abadón, Narcosis, Chancro Duro y Mortal Decision. A esta grupo se suma Código Rojo, que será la banda que abrirá el show.

Dentro de las novedades que presenta este cartel, está la presencia de Mozarella con tres de sus miembros originales: Sebastián Maldonado, Wellington Flores y el vocalista y guitarrista Gary Huff, estadounidense que fundó la banda pero desde hace varios años reside en su país de origen, y quien vuelve a Ecuador por la coyuntura de estas fechas y a la vez presentarse en el festival. Sebastián Maldonado fue uno de los músicos que tocó en 1972 en el Festival de Música Moderna, en esa época se presentó con Mephistófeles.

La agrupación Necrofobia, de Riobamba, es otra de las que estará en el concierto que se desarrollará al sur de la ciudad de Quito.

Otro de los puntos fuertes es la presencia de los cuencanos Basca, banda reconocida en la escena nacional, quienes llegan por primera ocasión a este festival, abriendo una expectativa enorme entre los asistentes. En 1998 tocaron en la concha acústica, pero dentro de la agenda de lo que antes se realizaba como ‘Agosto mes de las artes’, esta presentación fue registrada en vivo con una grabadora casera, imágenes y audios que se utilizaron en su primer disco en vivo.

El concierto gratuito, que se desarrollará el próximo martes desde las 10:30 hasta las 21:00, contará con un gran respaldo técnico y logístico, y se lo grabará en vivo. “La idea es tener un documento audiovisual que guarde este encuentro con los protagonistas de la historia del rock nacional, que pocas veces antes se ha podido reunir en un mismo espacio”, añade el organizador.

Gracias a este festival, que cada año se realiza al sur de Quito, se han creado grandes bandas. Algunas se mantienen, y las que desaparecieron dejaron sólidos cimientos que han contribuido a conformar el movimiento rockero del país.

Espacio remodelado

En septiembre pasado, el Municipio de Quito concluyó la readecuación de la concha acústica, tras una inversión de 208.000 dólares. La municipalidad intervino en un área de 850 metros cuadrados, con obras como: la ampliación del escenario, colocación de una cubierta de tenso membrana y la adecuación de un área de camerinos.

Se hizo una rehabilitación integral de este sitio ya que la infraestructura anterior era muy pequeña, no tenía una buena acústica, y no contaba con baños ni camerino. La actual instalación es más grande y cumple con todos los requerimientos técnicos, acústicos y estructurales.

“La remodelación de la concha acústica no solo ha traído cosas positivas para el festival, sino para cualquier gestor cultural y ciudadano que desea hacer uso del espacio público a través de un evento que proponga. En nuestro caso ayuda a que los artistas tengan una mejor predisposición y movilidad dentro del escenario, es decir, más espacio para poder ubicarlos y a los equipos. Se ubicará una pantalla Led gigante para que la gente pueda tener una mejor visión del show”, indica Pablo y añade que hay algunos detalles que faltan que resolverán en estos días, como por ejemplo, una valla de contención para el público porque hay una fosa cerca que resulta peligrosa.

En el espacio también se implementó una cancha sintética, caminerías, siembra de árboles y construcción de jardines. Entre los trabajos que se realizaron constan la excavación de cimentación (plintos, zapatas y cadenas de amarre), fundición de la totalidad de columnas, fundición del muro; losa y vigas banda, así como gradas laterales de acceso al escenario.
 
Seguridad en el evento

Al igual que en años anteriores, se mantendrá la política de que cada persona sea quien cuide su seguridad, es decir, estar conscientes de que al concierto asisten familias enteras y hay que respetar a los demás.

“En el momento que se ponen filtros o mucha seguridad han ocurrido cosas contrarias, como por ejemplo, las personas no entran al espacio donde se está realizando el concierto sino que se queda tomando licor en los alrededores, y ese es un problema más grave, por eso invitamos y promocionamos a que la gente sea su propia seguridad en el que se debe tomar en cuenta que es un encuentro entre familiares y amigos”, indica Pablo Rodríguez.

Se espera que el show de las bandas invitadas no se extienda pasadas las 22:00. De esta manera los asistentes abandonarán el sitio y para reencontrarse con sus seres queridos a media noche para despedir el 2013 y recibir el nuevo año.

Aceptación masiva del movimiento rockero

La primera convocatoria para este evento fue tan grande que empezó a conformarse en un masivo colectivo juvenil.En diciembre de 1987 nació el movimiento ‘Al sur del cielo’, al igual que el festival bajo el nombre ‘Rock por la vida’.

La concha acústica, ubicada en el sector la Villaflora, fue el lugar escogido para la realización de espectáculo, el cual después de cinco años de su creación, le dio nombre al festival.

Muchas bandas dieron sus primeros pasos en el escenario de este concierto, de ellas, algunas se mantienen en la lucha por la consolidación de un espacio ganado a pulso, y otras han desaparecido en este intento. El festival de música comprende distintas actividades para que el público se entretenga.

Aceptación masiva del movimiento rockero

La primera convocatoria para este evento fue tan grande que empezó a conformarse en un masivo colectivo juvenil.En diciembre de 1987 nació el movimiento ‘Al sur del cielo’, al igual que el festival bajo el nombre ‘Rock por la vida’.

La concha acústica, ubicada en el sector la Villaflora, fue el lugar escogido para la realización de espectáculo, el cual después de cinco años de su creación, le dio nombre al festival.

Muchas bandas dieron sus primeros pasos en el escenario de este concierto, de ellas, algunas se mantienen en la lucha por la consolidación de un espacio ganado a pulso, y otras han desaparecido en este intento. El festival de música comprende distintas actividades para que el público se entretenga.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: