Sinofsky deja Microsoft a solo dos semanas de presentar Windows 8

16 de noviembre de 2012 00:00

Steven Sinofsky, presidente de la división de Windows, abandonará Microsoft después de 23 años en la empresa y pocas semanas después del lanzamiento de Windows 8, la mayor reforma en décadas de su producto estrella.

Microsoft informó ayer en un comunicado de la salida de Sinofsky y sostuvo que se trata de una decisión acordada entre él y el presidente ejecutivo de la compañía, Steven Ballmer. "Es imposible contar las bendiciones que he recibido durante mis años en Microsoft. Me siento muy honrado por la profesionalidad y generosidad de todos con los que he tenido la suerte de trabajar en esta increíble compañía", destacó Sinofsky en el comunicado.

Por su parte, Ballmer agradeció a Sinofsky por sus "muchos años de trabajo" en Microsoft y afirmó que los productos que han visto la luz en los últimos meses, como Windows 8, "marcan el inicio de una nueva era" para la empresa.

Windows 8, aún en fase de desarrollo y presentado en septiembre pasado, ha sido diseñado para su manejo en pantallas táctiles, aunque se podrá utilizar con teclado y ratón.

Sinofsky ha sido el artífice de la jugada más arriesgada de Microsoft en mucho tiempo, un tipo de apuesta que toda compañía debe emprender cuando corre el riesgo de quedarse estancada, tal y como le estaba pasando a los de Redmond.

El resultado todavía está por verse, pero que la presencia de Sinofsky ha contribuido a que Microsoft sea percibida de otra forma es algo innegable.

Sin embargo, todavía es temprano para especular sobre qué es lo que sucederá en un futuro. ¿Su influencia en la compañía era tanta que se podrá hablar de un Microsoft post-Sinofsky? ¿O esta “nueva era” de la que hablaba Ballmer es algo que ha calado profundo más allá de su presencia y él tan sólo era un aporte más?.

Julie Larson Green, veterana en la división de Windows, se hará cargo a partir de ahora de toda la ingeniería de hardware y software, según anunció Microsoft.

El principal producto de Microsoft quedó acéfalo. Pero solo por unos pocos minutos. La partida de Steven Sinofsky sorprendió al mundo tecnológico, pero desde la empresa de Redmond rápidamente encontraron a su reemplazo. Se trata de Julia Larson Green, quién se desempeñaba como vicepresidente de program management.

La ejecutiva presentó junto con Sinosfky el funcionamiento de la tableta de Microsoft y su tableta, Surface y Windows 8. Larson Green no es nueva dentro de la empresa. Al contrario, lleva 19 años trabajando dentro de la compañía.

Larson Green comenzó su carrera en Microsoft en 1993 cuando entró como manager de programación para Visual C++. A partir de su ingreso adoptó el diseño de interfaces de usuario como su principal campo. Productos como el Office XP, Office 2003 y Office 2007 llevan su firma.

Declaraciones de Larson Green dan a entender que su manera de trabajar sería distinta a la de Sinofsky, quién sería muy duro en el trato con los empleados, según sostienen desde la empresa. Por el contrario, la flamante ejecutiva tendría un trato más amable y centrado en la cooperación de trabajo.

Julie Larson-Green ha trabajado por casi 20 años trabajando para Microsoft. Larson-Green se incorporó a la plantilla en 1993, y en 1997 comenzó a trabajar en el equipo de Microsoft Office, donde se ganó la confianza de Sinofsky.

Los desafíos que deberá enfrentar la ejecutiva no son pocos. Por un lado, deberá lograr la adopción masiva de Windows 8 por parte de los usuarios, como también enfocar a la empresa en el ámbito mobile.

Te recomendamos

Las más leídas