Parlamento Europeo reclama normas para evitar bloqueo de webs

18 de abril de 2012 10:21

El pleno del Parlamento Europeo ha reclamado este miércoles nuevas normas para evitar que se exporte a países dictatoriales software que se pueda usar por los regímenes autocráticos para bloquear páginas web.

Es una de las peticiones más destacadas del informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, protagonizado por la Primavera Árabe y el papel de las redes sociales como nuevos instrumentos para la consecución de la libertad de expresión.

Los eurodiputados piden "un mayor seguimiento del uso de Internet y nuevas tecnologías en regímenes autocráticos que pretendan limitarlos".

También reclaman a la Comisión Europea, que es quien tiene la iniciativa legislativa, que antes de 2013 presente una propuesta que refuerce el control de las exportaciones de forma que no se use el software adquirido de los países democráticos para que los regímenes autocráticos puedan bloquear páginas web o comunicaciones por móvil.

Así, dicen recordar "errores pasados", como cuando "Vodafone decidió ceder a las exigencias de las autoridades egipcias en las últimas semanas del régimen de Mubarak para que suspendieran servicios, difundieran propaganda a favor del gobierno y vigilasen a los opositores y a la población de forma general".

"Vodafone debe aprender de la experiencia con el régimen de Mubarak", señaló el responsable del informe del Parlamento Europeo, el británico Richard Howitt (S&D), en un debate previo al voto.

El texto aprobado hoy recalca que "la Primavera árabe ha demostrado el potencial de Internet y las redes sociales para ejercer el derecho a la libertad de opinión y expresión".

Por otro lado, la Eurocámara ha censurado la actitud en el pasado de varios miembros de la UE respecto a las entregas y detenciones secretas de la CIA.

"Varios Estados miembros no han abordado de modo exhaustivo y transparente su complicidad en la violación de los derechos humanos a escala planetaria en el contexto del programa de entregas y detenciones secretas de los Estados Unidos", denuncian los diputados.

Por ello, piden a las instituciones de la UE que "continúen ejerciendo presión sobre los Estados miembros para que realicen investigaciones exhaustivas y transparentes".