Microsoft tiene nueva demanda en su contra

25 de octubre de 2012 00:00

La Comisión Europea (CE) anunció ayer el envío de un pliego de cargos al gigante informático Microsoft en el que le acusa de incumplir su compromiso de 2009 de garantizar a sus clientes la posibilidad de elegir un navegador de Internet distinto a su Explorer.

El Ejecutivo comunitario consideró que la compañía no ofertó una pantalla con la posibilidad de elegir navegador en su versión Service Pack 1 del sistema operativo Windows, comercializada desde febrero de 2011, a pesar de que se había comprometido a ello, señaló en un comunicado. “Una vez que las compañías han aceptado los compromisos, deben hacer lo que se han comprometido a hacer o atenerse a las consecuencias”, afirmó el vicepresidente de la CE y titular de Competencia, Joaquín Almunia, en una conferencia de prensa para explicar la decisión.

Almunia dejó claro que el envío del pliego de cargos no prejuzga el resultado final de la investigación que lleva a cabo la Comisión, que de demostrar las faltas de Microsoft podría desembocar en una multa millonaria.

En el documento de cargos, la CE destaca que, de febrero de 2011 a julio de 2012, millones de usuarios de Windows pudieron no tener acceso a la pantalla de selección, un fallo que la propia compañía ha reconocido, apunta la Comisión.

En diciembre de 2009, Microsoft se comprometió, durante un período de cinco años (hasta 2014), a poner a disposición de sus clientes en el espacio económico europeo una pantalla a través de la cual pudieran elegir el navegador que quisieran instalar para acceder a Internet.

Esa posibilidad de elección empezó a aplicarse en marzo de 2012 para todos los usuarios europeos de Windows con Internet Explorer como su navegador por defecto.

El documento de objeciones enviado ayer es un paso formal en las pesquisas de la Comisión y en él informa por escrito a las partes concernidas de las acusaciones en su contra. Por su parte, Microsoft emitió en Bruselas un comunicado en el que asegura que “se toma muy en serio este asunto” y pide “sinceras disculpas” por el problema, que espera no vuelva a suceder. “Aunque fue resultado de un problema técnico, asumimos la responsabilidad de lo que ha pasado”, señaló la empresa.