Imagina: ¿Cómo la conectividad afectará la visión del mundo de los niños en las clases de escuela?

Tarea escolar en un futuro no muy lejano

- 31 de diciembre de 2019 - 00:00
Son las pequeñas cosas las que más nos ayudan. ¿Cómo era antes? Con decirte que escribían en papel y todos sabemos que nadie entiende la letra de los médicos.
Ilustración: Fernando Ron / El Telégrafo

Una aplicación para nunca más correr detrás del bus, herramientas tecnológicas para diagnosticar enfermedades o cómo controlar especies en peligro sin invadir sus espacios. Esos usos de la tecnología serán posibles en poco tiempo.

Quito, 23 de diciembre de 2030
Tarea: pregunta a tres personas sobre el uso de la tecnología en su vida cotidiana. Anota las respuestas.

Andrés Guamán, 15 años
No sé cómo sería antes pero mi mamá me cuenta que era muy feo ir en bus. Eso no me imagino porque dice que la mayoría de personas tenían su propio auto. O sea que las calles de seguro estaban llenitas de carros y carros. ¡Qué feo! Pero ahora casi nadie tiene carro porque hay metro, bus o bici eléctrica. Yo voy al colegio en bus, es súper rápido.

Además, programo en mi celular a qué hora debo llegar y me avisa cuándo va a llegar el bus a la parada. Igual en el bus puedo ir jugando en línea o leyendo. Uno va tranquilo y cómodo. La verdad es que no me imagino cómo sería antes. Dicen que era difícil subir a los buses, sobre todo, si usabas silla de ruedas. Tampoco puedo creer que había que pagar con monedas.

Carla Figueroa, 42 años
En el hospital utilizamos varias herramientas para diagnosticar y curar. Pero lo que más me gusta es el sistema informático. Cuando era estudiante, tenía que esperar horas y a veces días hasta que llegue la historia clínica de un paciente. Ahora está todo centralizado en una base de datos nacional.

Si tuviste varicela, tus doctores van a saberlo cuando consulten tu ficha. Esto es un alivio porque así podemos diagnosticar más rápido. Son las pequeñas cosas las que más nos ayudan. ¿Cómo era antes? Con decirte que escribían en papel y todos sabemos que nadie entiende la letra de los médicos.

Camila Rivas, 25 años
Aunque trabajo en los bosques, para mí todo es tecnología. Por ejemplo, estoy dentro del equipo de biología que cuida el hábitat de los cóndores. Pero no queremos acercarnos a ellos, así que tenemos sistemas no invasivos que nos avisan qué sucede en su territorio.

Con esta información sabemos que la población de cóndores ha aumentado y que nuestros esfuerzos para cuidar el ambiente están dando resultado. No podemos dejarnos vencer por los errores del pasado y por eso cuidamos nuestra agua y aire.

¿Te puedes imaginar que antes había basura que no se reciclaba? Yo sé, es difícil de creer. Son las pequeñas cosas las que más nos ayudan. ¿Cómo era antes? Con decirte que escribían en papel y todos sabemos que nadie entiende la letra de los médicos.

Daniela Rizzo (Quito 1987)
- Escritora del blog Loinquieto.net.
- Estudió Comunicación y Literatura en la Universidad Católica de Quito.
- Máster en Cultura de la Universidad Andina Simón Bolívar y de la Universidad de Sevilla, España.
- Co-fundadora del club de lectura Bibliogatos.
- Puedes encontrarla en redes como @loinquieto, donde comparte sobre literatura.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP