Supuesto pacto ilegal genera líos a la Apple

12 de agosto de 2011 - 00:00

Un bufete de abogados de EE.UU. demandó a Apple por un supuesto pacto ilícito con cinco editoras de libros electrónicos para forzar a Amazon a abandonar su política de descuentos, según un comunicado difundido ayer en la prensa.

La demanda, presentada en nombre de dos particulares por el bufete Hagens Berman, con sede en Seattle, sostiene que Apple, HarperCollins Publishers, Hachette Book Group, Macmillan Publishers, Penguin Group Inc. y Simon & Schuster Inc. llegaron a un pacto para mantener más altos los precios de los libros electrónicos.

Según la demanda, ese presunto pacto, hecho a comienzos de 2010, “forzó” a Amazon a abandonar la política de descuentos que había emprendido para promocionar su lector Kindle.

Los demandantes, que recuerdan que Amazon vendía sus libros electrónicos a 9,99 dólares o menos, alegan que Apple y las cinco editoras violaron así una serie de leyes federales y estatales antimonopolio.

Fundada en 1976 en California, Apple se convirtió el pasado martes por primera vez en su historia en la empresa más valiosa del mundo en términos de capitalización bursátil, al destronar de ese puesto durante unos minutos a la petrolera estadounidense Exxon Mobil en los mercados de Nueva York.

La constante subida en bolsa del creador de los ordenadores Macintosh y los populares iPod, iPhone y iPad ya le permitió en mayo de 2010 superar en capitalización bursátil a su eterna competidora, Microsoft.

La demanda se da cuando Amazon ha sobrepasado los límites del Kindles y ahora lleva los ebooks a los computadores y a los teléfonos inteligentes. La popular tienda en línea estrenó esta semana Kindle Cloud Reader, una aplicación que permite leer los libros electrónicos desde el navegador web de distintos dispositivos, tanto online como sin conexión a Internet y sin necesidad de descargas ni instalaciones.

La aplicación, basada en el lenguaje HTML5, permite a los usuarios acceder mediante su navegador instantáneamente al catálogo de literatura electrónica de Amazon, que pone a su disposición 950.000 libros electrónicos.

Esta herramienta está disponible desde esta semana para Safari -con una versión especial para la tableta iPad- y para Chrome, mientras que los usuarios de Internet Explorer, Firefox, Blackberry Playbook y otros navegadores de dispositivos móviles tendrán que esperar a los “próximos meses” para usar esta herramienta.

Kindle Cloud Reader se sincroniza automáticamente con la librería de Kindle, muestra la última página leída en otro dispositivo y las notas del lector y permite destacar los libros favoritos.

Amazon informó en una nota de prensa de que con la aplicación se puede acceder de forma automática y sin necesidad de conectarse a Internet al último libro que el lector haya estado consultando, así como elegir aquellos volúmenes que quiera leer de forma “offline”.

Kindle Cloud Reader también ofrece al lector personalizar el aspecto del texto de los libros e integra una versión mejorada de acceso a la tienda de Kindle.

Después del Kindle nacieron el Nook o los lectores de Sony y todo esto hizo que los libros digitales   comenzaran a ser protagonistas.

Ahora una nueva encuesta en la que participaron más de 2.000 editores de libros las ventas, solo en Estados Unidos, aumentaron 1.274% entre el 2008 y el 2010.

Amazon anunció en enero pasado que en EE.UU. vende más libros electrónicos para su lector Kindle, que “ediciones de bolsillo”, conocidos como libros de “tapa blanda” o “encuadernados en rústica”.

La ganancia que generaron los libros digitales alcanzó los 878 millones de dólares en el 2010. Así lograron vender al menos 114 millones de copias.

Esto significó un crecimiento del 1.039% en comparación con el 2008. Muchos, evidentemente, están cambiando eso de ir a las librerías para escoger un ejemplar de papel y han optado por ingresar a la tienda virtual y escoger en la estantería virtual el libro que desea, sin tener que respetar horarios o contemplar la posibilidad de que el libro que busca no esté disponible por las casas editoriales.

El 2011 despuntó como un  buen año para los ebooks (libros digitales) que ahora se podrán leer desde un Kindle, el iPad o desde cualquier computador e incluso desde un teléfono inteligente.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: