Ciencia y Tecnología

La nube, un espacio ilimitado

- 25 de marzo de 2018 - 00:00
Ilustración: Germán Arias / El Telégrafo

El miedo a que los datos de su computador se pierdan o que no haya capacidad de almacenamiento quedó atrás.

Si desea guardar su información en la nube, tiene 2 gigas de espacio para almacenar datos, textos, imágenes, música y otros de forma gratuita. Muchos se habrán encontrado con sugerencias similares en sus computadores, sobre todo nuevos, o en sus celulares. Para quien poco o nada sabe de cómo funciona el ciberespacio, habrá guardado más de un minuto de silencio frente a este tipo de requerimientos, mientras varias dudas le surgieron.

La nube es un espacio virtual al que se accede a través de internet o una red privada en el que se guardan documentos y programas informáticos para que otros usuarios conectados a la misma red desde cualquier parte del mundo puedan acceder a ellos y usarlos.

Para Robert Ruiz, director general para Latinoamérica y el Caribe de Stromasys, esta opción es una herramienta que permite que toda la información de una empresa o una persona quede almacenada en servidores virtuales, es una manera sencilla de guardar, acceder y compartir datos en internet.

Ya no hace falta aumentar capacidad de almacenamiento a su computador o tener cientos de computadoras en una empresa para respaldar los datos, la nube da este servicio. Perder información como fotografías o datos importantes porque su ordenador no se prendió o porque le robaron su celular, ya no volverá a pasar gracias a esta alternativa.

Ruiz destaca este y otros beneficios de trabajar en este espacio. En primer lugar sus costos son bajos. En lugar de invertir en una infraestructura cara, basta con comprar estos servicios informáticos según lo que cada persona o la empresa necesite. Como toda la estructura computacional queda en servidores virtuales, el espacio físico y los recursos son reducidos también.

Otro beneficio es el acceso. Con estas soluciones es posible acceder a los documentos desde cualquier dispositivo (computador, smartphone o tablet) con el ingreso a la red. Además, da la oportunidad de que varios usuarios puedan acceder a los archivos de un proyecto simultáneamente, y cuando hay ediciones, las modificaciones aparecen automáticamente en la pantalla de todas las personas que están utilizando el documento.

La capacidad de almacenamiento de archivos en la nube es ilimitada. El espacio que usted necesite allí lo obtendrá.

Uno de los beneficios que a muchos interesa es la seguridad que brinda. Cuando un equipo o un dispositivo móvil tiene problemas no afecta el almacenamiento de información, los documentos permanecen intactos. Los riesgos se reducen gracias a la reputación, cumplimiento de normas, regulaciones y multas de quienes dan este servicio, pues después de alguna catástrofe no siempre se logra recuperar el sistema de una compañía.

El uso de esta tecnología está en crecimiento. Incluso, se considera que de 3 a 5 años el 63% de la población del mundo va usar servicios de nube. Y, según David Zambonino, gerente de producto Cloud y datacenter en Century Link, a través de los celulares es con lo que más se consume los recursos de nube en la actualidad.

Comprar una computadora, instalarla en casa, conectarla, y guardar ahí toda su información, esperanzado de que nunca se borre o que se roben los datos, quedó atrás. Para Zambonino, a cambio de hacer esa inversión, se puede trabajar en esta alternativa pues da ese mismo servicio de almacenar, administrar y procesar información pero dando la seguridad de que va a resguardar los datos para que siempre estén disponibles.

Pero esta forma de almacenamiento y de trabajo de forma compartida no es nueva, viene ya desde los años setenta. Esta se hizo popular a partir de 2007, y desde 2010 se masificó su uso. Incluso, cualquier persona ha hecho uso de datos de la nube sin saberlo, como cuando mira videos en YouTube, pues son videos guardados en la nube, o cuando carga fotografías en una red social, estas se guardan en la nube. Además, servicios públicos como cámaras de videovigilancia o control de estacionamiento también ya almacenan los datos allí.

Todos pueden acceder a los servicios computacionales de la nube, siempre y cuando tenga las credenciales de acceso al abrirse una cuenta. Además hay un costo para trabajar allí. Usualmente son costos por utilización, niveles de servicios y capacidad de los servicios. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: