iPads son retirados de cuatro provincias chinas

14 de febrero de 2012 - 08:46

Las autoridades de cuatro provincias de China han comenzado a retirar los populares ordenadores tableta iPad de Apple en las tiendas de sus jurisdicciones, dos meses después de que los tribunales chinos otorgaran a una firma nacional el derecho a usar este nombre comercial, según informa la prensa china.

Shandong, Jiangsu (ambas en el este), Hebei (norte) y Hunan (sur) son las provincias donde han comenzado a retirarse de las tiendas estos iPad, a petición de la firma Proview Technology, a la que los tribunales chinos otorgaron en diciembre el derecho exclusivo a usar esta palabra con fines comerciales.

La retirada, no obstante, no ha sido total, y así algunos establecimientos de las mencionadas provincias siguen ofreciendo estos ordenadores tableta, mientras que otras tiendas aún tienen en stock estos productos, si bien han optado por dejar de venderlos temporalmente, señaló el diario.

Asimismo, las tiendas oficiales de Apple en China (dos en Pekín y otras tantas en Shanghái) continúan vendiendo este producto, extremadamente popular entre los consumidores chinos, hasta el punto de que cada salida de nuevas versiones va acompañada de tumultos en estos establecimientos.

En diciembre, el Tribunal Popular Intermedio de Shenzhen dictaminó que la multinacional tecnológica Apple no tiene el derecho a usar la marca "iPad" para sus ordenadores tableta en el mercado del gigante asiático, ya que ésta pertenece originalmente a una firma local.

Según la sentencia, la rama taiwanesa de Proview registró la marca "iPad" en varios países el año 2000, mucho antes de que los ordenadores tableta de Apple salieran al mercado.

En 2009, Apple adquirió a Proview los derechos para usar el nombre "iPad" por apenas 35.000 libras (unos 54.600 dólares, o 40.000 euros), pero la marca hongkonesa se reservó la utilización de la palabra con fines comerciales en China, razón por la que presentó la demanda contra Apple.

La noticia se produce en la misma semana en la que Apple ha anunciado el comienzo de investigaciones para examinar las condiciones laborales de las fábricas de su socia Foxconn en China, donde se ensamblan los iPod, iPhone e iPad, y en las que se ha producido en los últimos años una oleada de suicidios.

Las inspecciones se producen tras la aparición de informes y artículos de prensa desvelando las pésimas condiciones de los empleados, una situación que, no obstante, no es exclusiva de las subcontratas de Apple sino que se da en buena parte del sector industrial de China, la "fábrica del mundo".

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: