ECRI alerta contra ideas racistas en redes sociales

18 de junio de 2011 - 00:00

La Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI, en sus siglas en inglés) del Consejo de Europa sostiene en un informe publicado ayer que "algunos de los sitios más populares, como Facebook y YouTube, son ya lugares privilegiados de difusión de ideas racistas y xenófobas".

En el informe anual sobre sus actividades, la  ECRI alerta de que ese tipo de difusión afecta sobre todo a los jóvenes y anima a los Estados a luchar contra esas ideas "sin atentar contra la libertad de expresión".

Además, pide que sus 47 Estados miembros y las organizaciones internacionales refuercen el diálogo con los nuevos medios de comunicación, los prestadores de servicios y las redes sociales para luchar contra las infracciones inspiradas por el odio en la red.

El presidente de la Ecri, Nils Muiznieks, aseguró en unas declaraciones  que los prestadores de servicios y una serie de  redes sociales "no han estado especialmente interesados en alcanzar un compromiso de diálogo con grupos de derechos humanos".

A pesar de ello, Muiznieks dijo observar "algunos progresos" y citó a Alemania y Holanda como ejemplos del buen diálogo entre los prestadores de servicios, las Organizaciones no Gubernamentales y las autoridades al establecer líneas telefónicas para expresar quejas.

Muiznieks recordó que aún hay 17 Estados del Consejo de Europa que no han ratificado el Convenio Europeo sobre Cibercrimen, que criminaliza los actos racistas y xenófobos cometidos en la red, entre ellos Austria, Bélgica, Grecia, Irlanda, Suiza y Suecia.

España ratificó hace un año el citado Convenio y entró en vigor en el país el pasado octubre.

El informe de la Ecri aborda asuntos como el de la inmigración y reconoce que hablar la lengua del país de acogida es un "factor de integración esencial", pero ve "contraproducentes" los test de lengua, especialmente en casos de reagrupamiento familiar.  

La Ecri califica de "inquietantes" los resultados electorales de los partidos de extrema derecha y los referéndum sobre inmigrantes y minorías religiosas, así como el recurso creciente de los responsables políticos a los argumentos xenófobos y antimusulmanes. 

En este sentido, se detectó un aumento en 2010 de un sentimiento contra los inmigrantes, que también afectó a los refugiados y demandantes de asilo, en la mayoría de los países europeos.

El documento expresa también preocupación por la discriminación hacia los gitanos.

Según el informe, 2010 fue el año en que se cuestionó el multiculturalismo y señala que sus detractores están influidos por la idea de que inmigrantes musulmanes quieren crear una sociedad paralela.

La Ecri, creada en 1994, está compuesta por expertos independientes que elaboran informes temáticos sobre la lucha contra el racismo, la xenofobia y el antisemitismo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: